las12

Viernes, 13 de mayo de 2016

HUMOR

Con el aborto también se jode

Una nueva generación de comediantes toma el humor como herramienta para pelear por la legalización del aborto y desarma con ironía los argumentos antiderechos que dejan a las mujeres en el desamparo, la cárcel o la muerte. Fuera de toda solemnidad, ocho actrices y humoristas comparten estrategias filosas para que la sonrisa vertical disfrute sin culpas ni dobles morales.

 Por Luciana Peker

-En esta época te podés poner tetas, sacar una costilla, inyectarte botox en la cara o enchufarte electricidad en el orto, pero abortar es ilegal. ¡Porque si vas a hacer algo con tu cuerpo que sea para agradar a otros! ¿Estamos todos locos? –cuestiona la comediante, actriz y autora Verónica Lorca.

- Qué se creen las mujeres pobres? ¿Si deciden interrumpir una vida tan temprano cómo hacemos para interrumpirla como nos convenga después? –patea el tablero, desde Córdoba, la actriz y humorista Elisa Gagliano.

Si la clandestinidad del aborto jode a las mujeres, también se puede mostrar cómo nos jode y ponernos jodidamente irónicas. Desde su cuenta de Instagram la comediante y actriz Malena Pichot viralizó un video donde refuta los argumentos de los grupos antiderechos cuando quieren silenciar a las mujeres bajo el dictamen de “No podrías estar hablando si alguien te hubiese abortado”. ¿Ah, no? Malena habla y compara:

-Es como si tu novio te acabe encima y vos digas “Nooo, personitas en mi cara” –manifiesta, gestualiza y recorre sus dedos por encima de sus gestos que nunca se quedan a mitad de camino.

En una sociedad hipersexualizada como la Argentina, cada día, un nuevo video hot de famosa o famoso despierta con cuerpos desnudos en agite y las sexólogas dan consejos de cómo tragar semen. “No te hagas la distraída que tiene solo siete calorías”, pregona Alessandra Rampolla. Parece chiste, pero –eso- no lo es. Sin embargo, la doble moral muestra el juego pero no los riesgos. Por accidente, por olvido, por riesgo implícito, por violencia o por decisión la posibilidad de un embarazo no buscado es parte del sexo. Pero la televisión muestra la excitación como en un porno soft sin cortes de transmisión y, en cambio, se vuelve mojigata para hablar de Belén, presa en Tucumán, por un aborto espontáneo o de la mortalidad materna por abortos clandestinos. Y ahí, donde la televisión calla, hablan ellas: las nuevas comediantes feministas.

Malena arremete contra la injusticia de género en la gran deuda de la democracia con las mujeres: “Si los hombres se embarazaran abortar tendría la carga moral de reventarse un grano”, compara. La comediante de stand up y autora de televisión Flora Alkorta incluye en su monólogo una crítica al negocio que genera la clandestinidad. “Estoy en contra de la legalización del aborto. Mi familia fabrica agujas de tejer y tengo miedo por el futuro de la empresa”. No es chiste el chiste. Flora se para arriba del escenario y sabe dónde está parada. Y, también, qué no dicen los que dicen estar en contra del aborto legal, seguro y gratuito. “Lo más lindo de ver cuando se fajan los antiaborto con los proabortistas, es observar lo violentos que son los que defienden la vida”, aclara para que no oscurezca.

En esa contradicción de valores el humor pone en valor el filo de la filosofía y habla por la boca de las mujeres. La comediante, guionista y productora Alejandra Bavera también apunta contra los sectores conservadores: “Quienes están en contra del aborto se autodenominan pro vida. Pero, oh casualidad, suelen ser los mismos que para resolver algunas situaciones sociales proponen `Hay que matarlos a todos`. Creo que deberían ser más específicos en cómo se denominan para no confundirnos. Por ejemplo, `pro-vida hasta que el bebé cumpla 16 años y deje de ser inimputable penalmente porque si me chorea deben morir`. Admito que es un poco largo el nombre, no muy marketinero, pero me parece más exacto”.

La comediante Lucía Miranda brinda su sarcasmo con fuego para los discursos conservadores. “Los antiabortistas generalmente no se basan en hechos científicos ni son políticamente correctos al discutir. Nosotros tendríamos que bajar a su nivel y decir cosas como “Queremos que haya aborto en todos los Pago Fácil”. ¿Qué van a hacer? ¿Boicotear Pago Fácil? Es imposible, a lo sumo no se ponen en la cola del Aborto Pago Exacto”.

La ironía toma el escenario del monólogo humorístico que parecía un espacio para varones tildadotes seriales de mujeres hincha pelotas, esposas autoritarias y duchas adornadas con bombachas. Pero no. El stand up trajo mujeres con la sonrisa vertical bien puesta para horizontalizar –también con humor- la lucha colectiva por una ley de aborto legal, seguro y gratuito.

La comediante Ana Carolina arremete en el show de Persona no solo por la legalización, sino también contra los obstáculos de legalizaciones con trabas: “Cuando lo despenalicemos lo tenemos que hacer bien y no como en Uruguay que dicen que lo legalizaron pero si querés abortar te hacen primero sentarte en consulta con un gabinete interdisciplinario de médicos que te cuentan sobre los riesgos de interrumpir el embarazo y después te dicen `volvé la semana que viene a ver si todavía querés`. Si vamos a hacer eso con quien desea interrumpir el embarazo entonces hagamos lo mismo con quien desea llevar el embarazo a término, sentemos a la persona y enumeremos todos los riesgos de llevar un embarazo a término. Riesgo número uno: que la criatura nazca, crezca y sea un pelotudo. Y ese riesgo es para todos: porque nace, crece y el pelotudo es Presidente ¿y yo de qué me disfrazo?”, sube el sarcasmo Ana Carolina, pura potencia feminista, pura potencia en un cuerpo irreverente contra las uniformidades sobre los cuerpos de las mujeres.

Bimbo Godoy, actriz, comediante y conductora de radio sale al escenario de Harina con el cuello rodeado de sentido verde y advierte: “Tengo puesto este pañuelo de la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito no porque me importe que las mujeres abortemos con perchas, es que me manché con pizza antes de entrar”.

El lugar desde donde se paran las nuevas comediantes es claro. La pelea por el derecho al aborto es un territorio de pertenencia. ¿De qué lado estás vos? Lorca interpela con gracia: “Me divierten los que se quieren hacer los abiertos y te dicen `yo tengo un amigo judío` ¿Y? Yo tengo una amiga a la que le gusta Arjona, eso es ser abierto. ¿Ser abierto es tener un amigo facho, una amiga en contra del aborto, o una de esas que no piden postre pero te comen del tuyo? ¡Con el tiramisú no se jode!”.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Gustavo Sala
 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared