las12

Viernes, 26 de diciembre de 2008

MUSICA

Pop de diseño

Recreando la estética de los ‘60, la feliz banda de chicas The Pipettes debutó en 2006 con un disco a prueba de balas. Pero, entre cambios y dudas, el nuevo clásico no para de cambiar su staff, mientras prepara un segundo disco ¿que ahora reflejará los 80?

 Por Guadalupe Treibel

Mientras los ‘60 diagramaban un nuevo mapa social con luchas sectoriales a punto de tomar el toro por las astas, el desenfado pop se hacía girl band de la pollera de las Supremes, las ShangriLas o Patti Labelle and the Blue Belles. Con vestiditos en sincro y grandes voces, los “Stop! In the name of love” o “Be my baby” se multiplicaron por lo largo y ancho del tocadiscos, dejando los charts llenos de mujeres que, desde la inocencia, hablaban del amor, del baile y de ser chicas. Con todo, eran canciones dulces y bailables, que pedían subir los vestidos largos para mover las piernas con pequeñas dosis de liberación y protagonismo. Según dicen, el baile tiene ese efecto...

En sintonía con ese tiempo, tres chicas de las islas británicas decidieron “rendir tributo” (o plagiar estética y mundo sonoro) y, bajo la forma nominal The Pipettes, editaron en 2006 un cancionero de 15 tracks, donde el revival fue inevitable. Con vestidos a lunares en blanco, negro y rojo, las cromáticas señoritas pasaron por la peluquería, aprendieron coreografías y lanzaron su álbum debut, el (casi) homónimo We are the Pipettes –que acá no se ha editado pero, por las bondades de Internet, se puede bajar o escuchar parcialmente en www.myspace.com/thepipettes–.

La caracterización aloSpiceGirl se traducía en una Ama de Casa Desesperada, una librera sensual y una chica mod, con glamour y canciones cortas, acompañadas –en segunda línea– por una banda de muchachos: Los Cassettes.

Y a pesar de las vocecitas amables y bien ensambladas, lo agridulce tomaba forma en temas como “Why did you stay?”, donde las británicas se entregaban a relaciones de una noche y les preguntaban a sus parejas: “¿Por qué te quedaste cuando te traté de esa manera?”. O, casualmente, One night stand, donde –sin volteretas y después de abandonar a su chico a las 4 am– anunciaban: “No te amo / Si crees que esto es cruel / deberías ver lo que hacen mis amigas”. Y el sarcasmo jugaba a la humorada cuando Gwenno, RiotBecki y Rosay describen una situación de discoteca... Salen al “ataque” con la pickup line más básica del planeta: “Bebé, ¿dolió cuando te caíste del cielo?”

Por abril, las originales RiotBecki y Rosay decidieron dejar la banda para dedicarse a sus asuntos solistas, ¿pero las Pipettes se desintegraron? No, no... Con la ayuda de Los Cassettes y de Monster Bobby, Gwenno llamó a audiciones abiertas para encontrar reemplazo. Y llegó, con Anna y Ani, su hermana más joven. Ani sigue, obviamente, pero ¡ups! Anna se fue hace semanas. ¿Cuál será el mal Pipette? Con todo, el elenco estable no se rinde... Sigue preparando cancionero nuevo, esta vez inspirado en los 80, con más euforia y baile.

Por el mundo, la crítica está a la espera. El fantasma del grupoarmadoparaganardinero, como un Menudo británico femenino, siempre revoloteó y los ¡tres! cambios le dan la mano. Montaje o no, en apenas 35 minutos, “We are The Pipettes” logra recrear los comienzos de los ‘60 con calidad y estética, entre bromas afinadas y voces a tono.

Para bailar o tararear, vale acercarse a la web y renovar el nuevo clásico. O esperar próximas novedades, mientras se acentúa la búsqueda de la perfecta Pipette, la tercera en discordia, para sacar el tan esperado segundo disco.

Compartir: 

Twitter

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.