las12

Viernes, 10 de abril de 2009

VISTO Y LEIDO

Cantar de pie

 Por Verónica Engler

¿Quién le canta al Estado-Nación? Lenguaje, política y pertenencia
Judith Butler y Gayatri Chakravorty Spivak

Paidós
145 páginas

Hace justo tres años, cuando todavía reinaba George W. Bush, un grupo de residentes ilegales latinos realizaron marchas en varias ciudades de California en las que cantaron el himno nacional estadounidense en castellano bajo la consigna “Nosotros también somos América”. Bush respondió: “El himno sólo se puede cantar en inglés”.

Esta “anécdota” fue transformada en un acontecimiento bajo los ojos críticos de dos destacadas intelectuales feministas, la estadounidense Judith Butler y la india Gayatri Chakravorty Spivak (que desarrolló su carrera académica en Estados Unidos), convocadas por la Universidad de California, Irvine. El resultado de esa charla entre Butler (precursora de los estudios queer durante la década pasada) y Spivak (una de las adalides de los estudios poscoloniales y pionera en la teoría literaria de mujeres no occidentales) cuajó en este libro que acaba de editarse en la Argentina.

En el transcurso de sus reflexiones (sobre todo Butler, que es la que gana más protagonismo en el libro), las autoras hilvanan y deshilvanan ideas en torno a esa entelequia moderna llamada estado-nación, en la línea de –y discutiendo con– lo planteado hace décadas por Hannah Arendt. ¿Qué es un estado-nación?, ¿qué es un estado sin nación o una nación sin estado, como la palestina? ¿Qué es una lengua nacional? ¿Qué es ser un ciudadano y su reverso: un sin-estado? ¿Qué implicancias y significaciones puede tener un canto como el acometido por los “ilegales” en California? ¿Es esa traducción un acto subversivo o es una aceptación de los códigos contra los cuales presumiblemente protestan? Estas son algunas de las preguntas sobre las que pivotan las reflexiones de Butler y Spivak para analizar los estados globales del siglo XXI, marcados por migraciones que signan los cambios de identidades y de lealtades. “Si el estado es lo que vincula, también es claramente lo que puede desvincular”, afirma Butler. El estado, dice la autora, también suelta, expulsa, destierra. “Y esto no siempre ocurre por medios emancipatorios, es decir, ‘dejando ir’ o ‘liberando’; el estado expulsa, precisamente, a través de un ejercicio del poder que depende de barreras y prisiones, y de este modo supone cierta forma de reclusión.” Si no, que lo digan los deportados –o aquellos que viven con temor a ser deportados–, los palestinos que viven bajo la ocupación y también las miles de personas que conforman la legión de refugiados que deambulan sin saber dónde están y si habrá alguna vez algún lugar adonde ir. Ellos/Ellas son los/las sin-estado, a quienes no sólo se los priva, sino que además se los dota de un estatus y se los prepara para ser desposeídos y desplazados. Ya en 1951 Arendt criticaba al estado-nación por el modo como estaba asociado a la expulsión y a las minorías nacionales privadas de derechos. Hoy, el problema masivo de los sin-estado –postulan las autoras– plantea la necesidad de encontrar formas posnacionales de oposición política eficaces para abordar la cuestión.

Cabe destacar el valioso prólogo del sociólogo Eduardo Grüner –integrante del Instituto de Estudios de América Latina y el Caribe de la UBA–, quien se dedica a ubicar a las autoras en el mapa de ideas del momento y también se anima a cuestionarlas desde las genealogías que podemos armar en la “periferia” latinoamericana, reivindicando una precedencia o tal vez una localización “propia” de reflexiones y experiencias político-sociales para pensar la misma cuestión. Pero, dice Grüner, no se trata (o no sólo eso) de un sentimiento un tanto resentido por el “ninguneo” de tanta imaginación cultural sureña, sino más bien de una forma de ensayar la módica generosidad de ofrecer todo eso” para seguir dialogando con Butler y Spivak.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.