las12

Viernes, 12 de junio de 2009

MONDO FISHION

Al rescate de los Oficios

 Por Victoria Lescano

Vicky Salías, diseñadora y experta en gestión de moda desde los comienzos del Centro Metropolitano de Diseño (CMD) con sede en Barracas se refiere a la flamante “Oficina de Moda”, el nuevo proyecto a su cargo y que se presentó el martes 2, hora del cóctel, en el Centro Cultural Moca.

¿Cuáles son las acciones de moda previstas por la Oficina para 2009 junto a diseñadores y representantes de la industria?

–Todas las acciones de la “Oficina de Moda” intentan generar herramientas para todo el sector. En este momento y hasta el 30 de junio está abierta la convocatoria para participar de la Guía de Moda Online. Por otro lado, el concurso Diseño con Carácter que está orientado a emprendedores con producción que desean comerciar sus productos a nivel mayorista, su inscripción también está abierta hasta el 1º de julio.

En los casos de comercio internacional se hace difusión de la información de la ferias, se convoca a participar y se evalúa en conjunto con las productoras de las ferias el perfil de las empresas. Muchas ferias suelen tener un filtro propio, con lo cual nuestro trabajo apunta a capacitar luego a las empresas seleccionadas para que viajen con toda la información necesaria para contactar posibles compradores. Estamos en etapa de trabajo con los seleccionados para viajar a Berlín a comienzos de julio, mientras que la Feria Rooms de Tokio abrirá su convocatoria el 16 de junio.

Pasado el boom de la moda de autor de ’01 y en el contexto recesionista de ’09, ¿cuál es tu mirada sobre el movimiento de moda en Buenos Aires? ¿Considerás que hubo una maduración en los procesos de diseño de esos autores?

–Creo que los diseñadores post primera camada, a los que llamo la generación de Diseñadores del Bajo, han tenido sin dudas una visión más industrial de su trabajo. Además, al regenerarse el tejido productivo y rearmarse las empresas también se generó la oportunidad de trabajar para alguien antes de trabajar en el emprendimiento propio, cosa que en los años noventa no sucedía. También se instaló mucho más el criterio de diseño y de contar con un diseñador en el staff, algo que no sucedía en las firmas.

Creo incluso que, en varios casos, los mismos diseñadores de la primera camada se hicieron más industriales, mientras que otros siguen aún teniendo un esquema más artesanal o semiindustrial.

Desde tus roles tanto en CMD como en la docencia, ¿ves nuevos estilos en gestación?

–Cada tanto surgen cosas interesantes, gente que propone ideas nuevas o looks más extremos e igualmente ponibles. Como el caso de Daniel Turner, ganador del primer semillero UBA en BAF, quien hizo una colección para hombres excelente que podría haber entrado en producción con mínimos ajustes. Pero creo también que la masificación de la carrera genera mucha masificación en términos de creatividad: a veces los alumnos se copian los trabajos fotografiándolos con sus cámaras digitales.

Considero que falta una decantación, que alguna gente que está hace mucho trabajando para marcas se anime a hacer algo propio, hay talentos un poco escondidos.

Del lado del sensato rescate de oficios que anunciaron durante la presentación de Oficina de Moda. ¿Quiénes están a cargo de la enseñanza de oficios?

–Trabajamos junto al proyecto “Cosiendo Redes” de la “Fundación Paz,” con toda la gama de cursos y talleres para recuperación de oficios vinculados a costura, de tejidos de punto, tejido plano, sastrería, pompier, al seguimiento de la producción, y también se organizan cursos a medida para empresas que se comprometen a tomar a los estudiantes una vez finalizado el aprendizaje. Desde hace ya cuatro años, tenemos la escuela de peletería de la mano de Facif con una capacidad de quince personas por grupo y un docente provisto por esa cámara que es un histórico de la industria.

Estaremos incorporando, en el corto plazo, la escuela de marroquinería. En este caso, los docentes serán provistos por la Cámara entre su personal más capacitado. También tenemos conversaciones con el gremio de calzado

¿Cómo definís tus aportes a la moda y a los diseñadores desde tu trabajo?

–Creo que crecimos juntos en muchos aspectos, ya que el CMD se conformó también en el 2000, 2001. Mis primeros pasos fueron visitando justamente a los Diseñadores del Bajo y a dos o tres osados que se habían instalado en Palermo para ver sus necesidades. Hoy sigo acompañando a muchos en sus caminos, creo que mucha gente valora ese aporte, poder sentarnos cada tanto y darles una mirada desde otro lugar. Creo que tenemos servicios muy interesantes para ayudar a las empresas a crecer. También que hay un camino complejo, el de la interrelación definitiva de la industria y los procesos de diseño. Mi ideal es que algún día no tengamos que distinguir entre diseño de autor y marca comercial, que todas sean originales, innovadoras y con diseño.

Para más información sobre la Oficina de Moda: www.cmd.org.ar
http://modabacmd.blogspot.com/

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.