las12

Viernes, 9 de diciembre de 2011

DIEZ PREGUNTAS > A MIRTA KUPFERMINC *

La osadía necesaria

 Por Clarisa Ercolano

1. ¿Por qué convocar ex alumnos y alumnas para festejar tus 30 años de docente?

–Fue a partir de una conversación informal con un grupo de ex alumnos que apareció la idea, y con la oferta de ayuda de Viviana Romay, como curadora, ya nada pareció imposible. Vivi es también ex alumna, y además es artista y curadora. Fue ella la que puso palabras al significado de este tiempo compartido, y así aparecieron las palabras: transmisión, docencia, valores del vínculo. Individualidad en la totalidad.

2. ¿Por qué decís que es “revolucionario” poner en valor los vínculos que se dan entre quienes enseñan y aprenden?

–Porque conversando con la curadora, justamente, es que entendimos que no queríamos hacer simplemente exposiciones de artistas que se formaron en el taller, sino que la idea era acompañar a estos artistas en el proceso de inserción en el mercado del arte. Es decir, no solamente hablar acerca de “cómo hacer las obras” sino también de “qué hacer con ellas”, acompañando, a través de lo vivencial, también a ex alumnos, a llevar adelante un proyecto artístico de puertas afuera del taller. Es conmovedor darme cuenta de la fuerza del vínculo creado con el alumnado durante tantos años. Por el taller pasaron cientos de artistas. Lo que mostramos es una pequeña selección y al invitarlos a participar la respuesta entusiasta fue abrumadora.

3. Describís al arte como una forma de tratar de entender el mundo en el que vivimos, ¿por eso hablás de Malabares?

–Encontramos en el título “Malabares” una metáfora para aludir a la aventura del arte y de la educación, ya que si no se mantiene el permanente movimiento, los malabares dejan de “ser”. Además, para poder hacerlos, se necesita entrenamiento y osadía, asumiendo el goce del juego y también el riesgo de la caída.

4. ¿Cómo se enseña arte y por qué decís que es una problemática olvidada?

–Más que “problemática olvidada” yo diría que es muy raro que en un taller de arte se acompañe directamente a cada alumno en su proceso de incorporación al mundo real del arte, más allá de la realización de la obra. Aprender a preparar una presentación, ser preciso a la hora de tener que explicar la propia obra, tratar con el galerista, ponerles precio a las obras; éstos son temas que van más allá de lo artístico en sí mismo.

5. ¿De qué manera el haber crecido sin antecedentes de objetos o fotos de tus padres marcó tu obra?

–Seguramente de muchas maneras. Tal vez es eso mismo lo que provocó mi deseo de crear objetos materiales que me sobrevivan y den cuenta de mi paso por el mundo. Por otro lado, me importa, en general, la durabilidad de la obra. El comportamiento químico de los productos que utilizo para mi trabajo es algo que tengo en cuenta y que trato de enseñar también.

6. ¿A qué no puede decir que no?

–Al deseo de aprender. Soy enormemente curiosa, y claramente una sola vida es poco para aprender y hacer todo lo que quiero.

7. ¿Para qué se considera imprescindible?

–Que bueno que me preguntás para qué “me considero” y no “para qué soy” imprescindible!

Respondo: me considero imprescindible para vivir mi propia vida. Creo que todos somos únicos, y los vínculos que se generan entre las personas también lo son. El día que yo no esté, habrá otra persona “imprescindible” para reemplazarme.

8. ¿De qué se avergüenza?

–De ser una mujer tan feliz, a pesar de ser muy consciente del sufrimiento ajeno. Me avergüenzo cada mañana al estar maquillándome en el baño mientras la televisión relata las noticias aterradoras con que comenzamos el día... y después seguimos como si nada... Trato de vivir evitando hacer cosas que después me avergüencen.

9. ¿Abortó?

–Afortunadamente nunca tuve que pasar por esa circunstancia tan difícil. Si me preguntás si estoy a favor del aborto, te respondo que sí. Creo que la mujer es dueña de su cuerpo y hay circunstancias en las cuales una mujer debe tener derecho a tomar decisiones en forma responsable y autónoma.

10. Si pudiera convertir en ley algún proyecto, ¿cuál sería?

–Más que preocuparme en pensar en proyectos aún no convertidos en ley, me gustaría que todas las leyes que ya existen se cumplieran.

* Hija de inmigrantes; madre húngara y padre polaco, ambos sobrevivientes de Auschwitz. Estudió, trabaja y vive en Buenos Aires. La historia del exilio de sus padres atraviesa toda su obra. Desde el año 1980 desarrolla una intensa actividad docente y ahora celebra 30 años en la docencia artística, que le han permitido contactarse y crecer junto a otros artistas profesionales en el espacio Objeto a. La cocina de la creación, charla en el marco de la muestra Malabares, el 13 de diciembre a las 19, Niceto Vega 5181. Entrada gratuita. www.objeto-a.com.ar

Compartir: 

Twitter
 

Mirta y su madre
 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.