las12

Viernes, 31 de enero de 2014

COSAS VEREDES

El grito sagrado

Una imperdible propaganda de la cómica Sarah Silverman, desafortunadas declaraciones de una candidata al Senado de EE.UU. y un estudio de mercado ayudan a esclarecer el estado de situación del aborto en Norteamérica.

 Por Guadalupe Treibel

Tras exprimirse la cabeza y el corazón devoto, una señorona norteamericana halló las razones de peso detrás de los problemáticos estados climáticos. Y aunque se refería a la oleada de frío en Estados Unidos, es fácil imaginar que su “explicación” es trasladable a los sofocantes calores de estas latitudes. Vale mencionar, eso sí, que Susanne Atanus, tal es el nombre de la mujer de 55 años en cuestión, no es cualquier doña: miembro del Partido Republicano, es candidata al Congreso por el estado de Illinois. Y éstas han sido las deducciones que compartió con el Daily Herald hace unos días: “Dios controla la meteorología. Los tornados, el autismo y la demencia son sus castigos por los abortos. Y por las uniones civiles y los matrimonios de personas del mismo sexo”. Ojo, hay más: en la interviú agregó que es una “republicana conservadora que, ante todo, cree en el Señor” (Wow... ¡Quién lo hubiera imaginado!); aseguró que “Dios está enojado porque lo estamos provocando”; y, en su rol de ¿enviada divina?, ¿creyente iluminada?, pidió respeto por el Creador, evitando por ejemplo que haya homosexuales en la Armada porque “debilita las Fuerzas”.

Curiosamente, en su plataforma, la política asegura que “es importante reducir la cantidad de químicos en el aire”. “¿Acaso el Todopoderoso necesita ayuda? ¿Es alérgico?”, se mofaron algunos de los tantísimos en criticar los dichos de Atanus. De hecho, a tal punto llegó la repercusión que su propio partido le pidió la renuncia. Ella, sin embargo, se mantiene firme junto al pueblo: “Ni pienso bajarme de la carrera para ser senadora. No comprendo por qué me han quitado el apoyo”, dijo la trastornada señora. Pobres republicanos de Illinois; no tienen mucha madera de donde cortar en estas elecciones, al menos. Y es que, de no optar por la retrógrada y mística Susanne, les queda su principal oponente, David Earl Williams III, al que el pasado diciembre un juez de Washington le otorgó una orden de restricción para que se mantuviera a sana distancia de su ex novia, tras ser denunciado por ella por violencia doméstica.

Pero volviendo a la santidad divina y la interrupción del embarazo, Atanus no fue la única que mezcló religión y aborto la pasada semana. En plan diametralmente opuesto, la irreverente y feminista cómica Sarah Silverman lanzó un video que promueve el “V to Shining V”, día de orgullo nacional de los derechos reproductivos de las mujeres, previsto para el próximo 28 de septiembre de 2014, cuando se harán manifestaciones en más de 50 estados. Titulado Sarah Silverman recibe la visita de Jesucristo, el imperdible clip de 5 minutos muestra cómo la muchacha es saludada por el hijo de Dios, que le dice: “Estoy bajoneado por todas las personas que usan mi nombre para la intolerancia y la opresión. Necesito que vos pases mi verdadero mensaje”. Acto seguido, ven tele (un maratón de NCSI), comen pochoclo, se hacen trenzas, ríen ojeando un librito de gatos, hasta que las cosas se ponen serias, trascendentales...

“Jesús, ¿cuándo empieza la vida?”, pregunta la actriz. Y el buen hombre responde: “A los 40”. Carcajadas. Pero, serio, continúa: “Los óvulos fertilizados no son gente. La gente es gente”. “¡Gracias!”, proclama ella y, justo cuando va a agregar algo más, Cristo interviene nuevamente y dice “Pero... las personas que creen que los óvulos son personas también son gente. Y, a pesar de todo, tenés que amarlas”. Y cuando Jesús se va y Sarah queda sola, sí que pasa el mensaje divino: “Usar religión para legislar es antipatriótico, pero está ocurriendo, y cada vez son más los estados que impiden que las mujeres aborten”, proclama la enviada. Incomprendida enviada, dicho sea de paso, porque cantidad de mensajes de odio (los radicales de siempre) llenaron su cuenta de YouTube (y eso que llama a la tolerancia...) ¿Habrá logrado convertir a alguien? Solo se puede rezar...

Curiosamente, a pesar de que las noticias acerca de la interrupción del embarazo (como las previamente señaladas) suelen tener fértil asidero en los medios norteamericanos y generar fervorosas reacciones polarizadas, solo el uno por ciento de la población de dicho país piensa que el aborto es el problema más importante que debe encarar Yanquilandia. Así lo informaron las analistas de estadísticas y opinión pública Karlyn Bowman y Jennifer Marsico en un informe cuidadosamente realizado y publicado el pasado 22 de enero en The Atlantic. Para pior, aseguraron que ese uno por ciento “rara vez ha sido mayor” desde la década del ’70 ¿Lo más extraño? Que muchos ciudadanos son pro-vida y pro-elección al mismo tiempo, en tanto se manifiestan en contra, pero sostienen que debería ser una decisión del ámbito privado, entre la mujer y su médico.

Con todo, a pesar de que los números demuestran que el 99 por ciento tiene otras preocupaciones, pocos días antes de que la cifra fuera develada, The New York Times reportó que “el aborto se está volviendo un inesperado tem central de discusión para las elecciones de 2014”. Como sea, los hechos hablan por sí mismos: más de 70 restricciones contra el aborto fueron adoptadas en 22 estados... sólo el año pasado. Y a este ritmo, el panorama pinta oscuro. Por lo menos, según Sarah Silverman, Jesús está de nuestra parte. Y eso tiene que contar para algo, ¿cierto?

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2020 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.