las12

Viernes, 25 de abril de 2014

EXPERIENCIAS

Felices juntas

Ocho mujeres aunaron sus proyectos creativos y desde entonces trabajan juntas en un espacio colectivo: Reunión.

 Por Laura Rosso

Tres amigas entran a una mercería que liquida antiguos hilos de seda marca Gutermann. Hacen una vaquita y compran tres mil hilos. Coral, rosa pálido, verdes claros, colores tierra y distintos grises. Desde entonces, cada una que emprende un viaje trae paquetitos con retazos de telas hermosas, lisas o estampadas, de los lugares más variados: Tokio, California, Nueva York. Pronto se agrupan para bordar en un taller dictado en la galería Formosa y descubren que el vaivén constante de los cuerpos, casi en estado de meditación, las hace felices. Empiezan a reunirse y a trabajar en proyectos juntas, creando. Arman costureros, piezas únicas, hechos en lienzo, con bolsillos, elásticos y puntillas. A esos encuentros le ponen el nombre de Rita Smirna (Smirna es un punto de bordado) y así, entre festones, punto cruz, nudo francés y pespuntes conversan y sueñan con crear un espacio que reúna sus propios trabajos y aquellos que aman. Como punto de partida, decidieron armar una feria. Luego vinieron otras y más proyectos juntas. Ese fue el espíritu: cruzar sus creaciones. Una blusa bordada por todas quedó como tesoro original de estas ocho diseñadoras e ilustradoras: Leonor Barreiro, Flor Delboy, Mercedes Hernáez, Marta Marginet, Laura Morales, Julieta Racket, Adriana Torres y Ale Ventura. Sentían que ese espacio que las reunía también las contenía, y las miradas de las demás construían andamiajes que las animaban a seguir adelante, tanto en sus proyectos individuales como conjuntos. Al término de aquel taller de bordado, se siguieron viendo. Primero rotaban en casas hasta que pudieron tener un lugar propio. Con ese empuje que da el trabajo compartido, decidieron alquilar un local. Una antigua tintorería en una calle cortada del barrio de Belgrano (con carpintería original y una puerta con pequeñas ventanas) dio lugar al sueño que querían concretar. Lo llamaron Reunión. Un espacio que no sólo es una tienda donde se pueden ver los diseños de cada una. Es también un refugio para intercambiar ideas, tomar juntas un té y charlar alrededor de una mesa o en el banco de la vereda. “Reunión se gestó de manera colectiva, y si bien cada una de nosotras tiene su producto que desarrolla y vende en otras tiendas, el carácter de lo grupal es lo que nos permite existir y crecer. Más que una ventaja lo entendemos como una necesidad”, acuerdan. Esa es la idea, la columna vertebral que comparten entre todas. Reunión también existe porque son amigas. Las unen las ganas de trabajar juntas y compartir experiencias propias y grupales. Para organizar el trabajo se agrupan en comisiones y se reparten las tareas. El armado de las vidrieras, la creación y selección de productos, la administración de la tienda y la comunicación. La división fue surgiendo de manera espontánea según las habilidades de cada una. Se proponen cruzar los proyectos personales y crear nuevos a partir del intercambio de técnicas, experiencias y saberes para sumar belleza al entorno cotidiano. Hay objetos intervenidos con ilustraciones y pequeñas obras bordadas a mano y enmarcadas en bastidores de madera. Algunas encuentran inspiración en la naturaleza y la traducen en sus trabajos. Macetas con latas reutilizadas, cuencos de cerámica que hacen la sopa más sabrosa y sets de germinación para seguir sumando vida al mundo. Hay prendas y objetos tejidos y bordados, hechos completamente a mano, y colecciones de manufactura industrial y terminación artesanal como libretas y blocks con remanentes de empapelados vintage, cuadernos para dibujo y escritos, cajas, cartucheras, bolsos y bolsitas de tela y de cuero. Viajes y recuerdos también son fuente de inspiración compartida. Texturas, puntillas, hilos y botones encontrados que vuelven en forma de objetos cuando pasan por el tamiz creativo de todas. El punto fundamental de Reunión no es sólo el punto cruz y el punto semilla, es principalmente reunirse, aprender, enriquecerse y compartir momentos. Disfrutar y reflexionar con lápiz y papel en mano o aguja e hilo de bordar. Celebrar el encuentro.

Conde 2127, CABA. Tel.: 4542-7449.
Viernes y sábados de 15.30 a 20.30.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.