las12

Viernes, 24 de abril de 2015

ALBUMINA

Meryl contra la desigualdad

 Por Guadalupe Treibel

Interrumpimos la transmisión semanal de Albúmina para traer el retrato de la reina madre, doña –oscarizada– Meryl Streep, dueña de uno de los rostros más afables de la industria (¡arruguitas! ¡yeah!), un carrerón a base de dramas, comedias y musicales, y frases de antología del tipo “Noté que había pasado los 40 cuando empecé a recibir oferta tras oferta para interpretar brujas” o, para el caso, “La igualdad ante la ley no se traduce de forma automática en igualdad en la vida, pero ayuda”. Ocurre que, no contenta con ponerse en la piel de la histórica sufragista inglesa Emmeline Pankhurst en la venidera película Suffragette, la actriz se ha dispuesto a achicar ciertas brechas hollywoodenses y, fiel a su estilo de no apichonarse, ha lanzado un proyecto de lo más laudable. “Las mujeres constituyen aproximadamente el 29 por ciento de los guionistas de televisión, y un desgraciado 15 por ciento de guionistas de cine. ¿Sabés quién no va a tolerar que eso siga ocurriendo? Meryl fuckin’ Streep, amigos”, introduce el entusiasta sitio The Mary Sue sobre la mentada novedad, creada y promovida por esta dama de hierro que, cual diablo, supo vestirse a la moda o canturrear en Into the Woods.

Ocurre que, en sociedad con la organización New York Women in Film and Television y el grupo de realizadoras IRIS, la actriz ha creado, lanzado y promovido el proyecto WritersLab (en criollo, “Laboratorio de escritoras”) que –reconociendo la ausencia de voces femeninas en el cine narrativo– invita a que damas de “todos los grupos étnicos, socioeconómicos y culturales” se anoten para participar de un taller intensivo de guión. ¿La única condición? Tener más de 40 pirulos, anotarse desde el 1° de mayo y estar interesadas en aprender de la mano de probadas mentoras (Kirsten Smith, guionistas de Legalmente rubia y Diez cosas que odio de ti; Caroline Kaplan, productora de Boyhood; la directora Gina Prince-Bytherwood, entre ellas). A realizarse en septiembre en NY, el curso aceptará a ocho candidatas y, además de afilar sus herramientas cuentahistorias, intentará que lleven adelante sus trabajos “lo antes posible”. Finalmente, el interés es uno, y uno solo: revertir lo que The New York Times denunciaba en un reciente artículo: “Las mujeres a veces parecen una especie en extinción en las pantallas norteamericanas”. Con Meryl a la cabeza, ¡supervivencia garantizada! Y, por supuesto, Dios salve a la reina.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.