las12

Viernes, 1 de septiembre de 2006

CONSEJITOS DE MARU BON BON

Quien mira ultimo/ma, mira mejor

Amiguete/ta/s, bacantes, espíritus alegres y torturado/da/s, gente de toda laya, sépanlo ya: ¡no sólo de toqueteos se alimenta la carne! Aunque también hay que decir que sin ellos/llas esta languidece cuál margarita silvestre recién cosechada. ¡Pero no hay por qué buscar afuera lo que tiene Ud a los costados y que tan bien conoce su propia anatomía! Pues sí, mis queridísimo/ma/s, hablo de las manos, que bien acompañadas por la mirada saben hacer delicias de quien bien mira y bien se lame, y no por contrarrestrar la soledad si no aprovechándose de ella, ya que espiar es una tarea complicada que no suele dejar lugar para más de un ojo. Ahora bien, no toda/do lo que brilla está para ser mirado/da y no toda/do lo que es mirada/do surte el efecto deseado. Piense bien antes de poner el ojo y si no páguese el codificado, que robarlo es un delito.

1 No mire para comprobar: No, no, no, no. No se trata de enganchar a la luz de sus ojos en una trampa, de ver que lo hace mejor con alguien más o de descubrir de lo que es capaz cuando Ud. no está a su lado. Eso es de mala gente pero además una fuente segura de insatisfacción, sinsabores y sobre todo de completa inutilidad. No le dará placer, con las manos querrá hacer cualquier cosa menos toquetearse y encima perderá las ganas de toquetear a él/la que antes le desvelaba. Por otra parte, una vez apagada la luz de sus ojos, ya lo dice el dicho.

2 Esté dispuesta/to a dejarse ver: La reciprocidad, amigue/te/ta/s, es la madre y el padre de todos los encuentros, aun en la distancia. No sea egoísta, acaparador/ra o canuto/ta. Si le gusta mirar es porque puede dejarse ver y no vale andar con remilgos como se me baja, no me depilé, o nunca supe bailar. Además, mostrar con orgullo lo que se tiene es de buenas/nos amantes y una razón inequívoca para que le den lo que más le gusta ¡visión panorámica!

3 Si mira a distancia, use trípode: Sabemos que la tecnología todo lo puede, que los edificios de departamentos son una fuente de incalculables sensaciones y que la vida moderna lo pone a casi todo/a al alcance del ojo humano. Pero si va a andar espiando a sus vecinos con instrumentos de precisión asegúrese de dejar las manos libres, que se han visto horribles lesiones por intentar refregrarse contra la baranda del balcón y hasta se habla de ventanas cerradas súbitamente sobre las partes y en el mejor momento. Puede Ud. también sentarse en la puntita de la silla, o en cualquier otra puntita, siempre controlando que haya una base firme para poder retirarse o retirarla cuando lo crea conveniente.

4 Vaya al oculista: parece un consejo obvio pero no lo es. Siempre es bueno saber qué es lo que se está viendo o al menos saber a quién NO se está viendo, no vaya a ser que tengamos que remitirnos al punto uno o bien que de pronto se encuentre Ud. haciéndose ilusiones con quien no debía, o lo que es peor, haciéndole ilusiones a quien quería y ya había rechazado y más tarde encontrara tocándole el timbre y/o haciéndole guiños del otro lado del mostrador del comercio del barrio.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.