las12

Viernes, 30 de marzo de 2007

VISTO Y LEíDO

María Antonieta revisitada

 Por Liliana Viola

El oscuro espejo de los días felices
Karleen Koen

Ed. Emecé
$ 44

Con un afinado sentido de la oportunidad, el diseño de tapa de este libro repite alevosamente la estética del afiche de María Antonieta, la última película de Sofia Coppola. A un costado se verá asomar el retrato femenino del siglo XVIII intervenido por la tipografía con fondo rosa flúo que advierte y atrae: El oscuro espejo de los días felices.

El haber elegido esta cita como título es tal vez el mayor logro de la americana Karleen Koen, quien llegó a vender 2 millones de ejemplares en su momento. Luego, a partir de las primeras páginas, lo que queda es una novela romántica con fondo histórico, que si nada tiene que ver con la vida y obra de María Antonieta, bien puede interesar a todas aquellas personas que luego de la película se hayan quedado con ganas de perderse entre texturas, zapatos, pastelería, brebajes y esas risitas estereotipadas de las que tanto se abusa en las reconstrucciones de época. Como la joven directora, Koen eligió a una heroína adolescente. Una mujer fuerte y decidida es la elegida para sufrir una historia de amor y desengaño, y sobre todo para enrostrar a los lectores y lectoras de hoy su propia farsa en clave de pasado.

La pequeña Barbara aprenderá el arte de la intriga en el seno de un matrimonio por conveniencia con un hombre varios años mayor, que esconde un secreto. El segundo personaje encargado de avivar la trama es la madre despiadada y sin escrúpulos que utiliza a su descendencia, incluida la pobre Barbara, para sus oscuros fines. La historia privada transcurre entre 1700 y 1720, cuando un cambio de rey impone movimientos rápidos y la creación de nuevas estrategias. Los personajes se esfuerzan para sobrevivir en la corte mientras Koen encuentra siempre pretexto para la descripción. Y aquí está su segundo logro: incluir en cada línea algún detalle sobre moda, vajilla, telas, reglas de cortesía, ingredientes y platos del siglo XVIII, a veces francés y a veces inglés. Preciosista investigación que provee a lectores y lectoras del equipaje básico para internarse en un paisaje tan exótico como puede serlo una época en la que no se ha vivido.

Si hay más hallazgos y se quiere saber cuáles, habrá que ingresar en los foros de Internet donde los fanáticos de esta novela siguen intercambiando signos de admiración. Pero podría resumirse así: una novela histórica para permitirse desconocer la historia, una trama a lo Jane Austen sin Jane Austen, unas “relaciones peligrosas” sin relaciones, un retrato de la vida en la corte, sin que Stefan Zweig la escriba con lágrimas en los ojos.

Compartir: 

Twitter
 

 
LAS12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.