libero

Lunes, 26 de septiembre de 2016

FUTBOL › BOCA LIQUIDO A QUILMES CON TRES GOLES Y UNA ASISTENCIA DE SU NUEVE, CONSAGRADO EN SOLO 18 MINUTOS

Habemus Benedetto, cantó la Bombonera

La goleada de Boca sobre Quilmes se escribió en los pies y en la cabeza de Darío Benedetto, que cumplió una actuación fenomenal e hizo olvidar los errores que había cometido contra Godoy Cruz. El equipo de los mellizos llega entonado a su choque con Lanús de pasado mañana.

 Por Juan José Panno

¿El del taco del primer gol era Rojitas o Benedetto? ¿El del tiro de media distancia era Riquelme o Benedetto? ¿El del gol de cabeza era Palermo o Benedetto? El del pase de taco a Centurión para el tercer gol era el Muñeco Madurga o Benedetto? El delantero recorrió en el ratito de su actuación fenomenal toda la historia de Boca. Y dejó un registro inolvidable. Nadie que haya estado ayer en la Bombonera olvidará lo que ocurrió en esos 18 minutos. Y a esta altura los hinchas boquenses deben haber olvidado los murmulos que lanzaron como dardos envenenados, cuando demoró el remate en una llegada a fondo en el amanecer del partido. El fútbol suele llevar a sus protagonistas del infierno al paraíso sin escalas. Cuando Benedetto marcó su segundo gol, la hinchada, caliente con el empate de Quilmes, había empezado a cantar aquello de “movete Boca, movete...”. Si ese sorpresivo remate de 30 metros hubiera terminado en la tribuna (que bien pudo haber ocurrido) se hubieran armado interminables filas para incendiarlo. Es que todos tenían fresco el recuerdo de los goles perdidos contra Godoy Cruz en la fecha anterior. Pero este de ayer estaba tocado, le salían todas redondas. Metió el primer taco y fue gol, levantó la cabeza, vio al arquero de Quilmes adelantado, sacó un fierrazo y fue gol, metió otro taco y fue gol de Centurión, metió la cabeza ante un centro de Pavón y fue gol. ¿Qué más se le podía pedir? ¿Que partipara en la circulación cuando se tiraba unos metros atrás? Lo hizo. Y bastante bien por cierto.

Para demostrar que es humano y para que se recuerde por un instante la tarde negra de Mendoza, en el segundo tiempo quedó mano a mano con el arquero y la tiró a la segunda bandeja. Pero esa vez solo provocó sonrisas en un público empalagado.

Boca goleó por Benedetto, pero también dejó varias señales positivas del medio hacia arriba. Bien, preciso, afirmado en su puesto Pablo Pérez se fue ovacionado cuando los mellizos lo sacaron para preservarlo para el partido ante Lanús, por la Copa Argentina. El otro Pérez, Sebastián, el colombiano, también se ganó el reconocimiento de la gente porque hizo todo sencillo, recuperó mucho y mostró personalidad. Arriba, Pavón realizó interesantísimos aportes en jugadas decisivas. Fue el iniciador, con un gran amague de la acción que terminó en el primer gol y fue el que tiró el centro, tras una gran gambeta, en el cuarto gol. También hay que poner a Zuqui en la lista de los que anduvieron bien. Del medio para atrás, una vez más, aparecieron grietas que se convierten en dudas sobre lo que puede ocurrir frente a rivales que tengan más profundidad que Quilmes. Peruzzi es incisivo cuando va al ataque, pero da ventajas (en el gol, por ejemplo), lo mismo que Silva (metió un tiro en el palo, lo desbordaron varias veces).

Pero todo esto queda en el segundo plano, a la sombra del luminoso Benedetto. No es la primera vez que el delantero mete tres goles. Había marcado el triplete de Tijuana en un empate contra el Atlas y en el 4-2 del América de Méxido contra Montreal Impact. Es más, en el América hizo cuatro en un encuentro contra el Herediano. Se ve que cuando el hombre se enciende envuelve todo. Lo de ayer fue infernal.


Estadio: Boca.

Arbitro: Néstor Pitana

Goles: 7, 17 y 25m Benedetto (B); 12m Da Campo (Q); 23m Centurión (B).

Cambios: 62m Bentancur por Centurión (B), 66m Cubas por P. Pérez (B), 68m Benegas por C. García y Pérez Acuña por Da Campo (Q), 77m Jara por Peruzzi (B), 83m Coria por Andrada (Q).



Compartir: 

Twitter
 

Centurión va recuperando su mejor nivel, y ayer convirtió un gol después de una asistencia exquisita de su compañero Benedetto.
Imagen: Julio Martín Mancini
SUBNOTAS
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared