libero

Lunes, 20 de octubre de 2008

FUTBOL › UN MOMENTO NEGRO DEL ARQUERO MARTINEZ GULLOTTA LE DIO LA VICTORIA A BANFIELD

Racing volvió a hacer de las suyas

Dominó todo el primer tiempo, pero no pudo concretar en el arco local. Y luego no pudo remontar la desventaja, producto de una situación desafortunada de su arquero, que no logró retener la pelota tras un remate de Barrales.

Era uno de esos partidos especiales para no perder, por lo que había en juego –tres puntos para dos equipos necesitados en la tabla de los promedios– después de un breve receso que presumiblemente había servido para poner a punto el funcionamiento. Una distracción, según admitió el entrenador de Racing, Juan Manuel Llop, le costó al equipo de Avellaneda mantener una rachita de esperanza. Las críticas recayeron sobre el arquero Martínez Gullotta.

El equipo dirigido por Jorge Burruchaga presentó un 4-5-1, que se transformó en 4-3-3 cuando atacó, con Nicolás Bertolo y Luciano Civelli como mediocampistas externos y eventuales extremos. En cambio, Racing expuso su ya clásico 4-4-2 con Maximiliano Moralez como media punta y Leandro González como volante derecho.

Con Franco Zuculini como baluarte en el medio, el equipo visitante pretendió ahogar la salida de Banfield que, aun cubriendo el medio con cinco volantes, no lograba contrarrestar el dominio del conjunto albiceleste. Sin embargo, pese a la supremacía que ejerció en el juego, Racing no elaboró la ventaja porque Moralez jugó de espaldas a los ataques.

Banfield se resignaba a las acciones con pelota detenida, y para el segundo tiempo Burruchaga decidió alterar el esquema para controlar mejor el juego. En sus cálculos, sin embargo, no entraba la “colaboración” que iba a prestarle el arquero visitante, José Luis Martínez Gullotta.

A los 50 minutos, el arquero salió a despejar como lateral derecho y perdió el balón con Barrales, quien remató desviado cerca del palo izquierdo, tentado porque el arco estaba descubierto.

Los mismos protagonistas participaron en la acción clave tres minutos después, cuando el delantero cabeceó luego de un tiro libre desde la izquierda lanzado por Erviti y al arquero le pasó la pelota por debajo del cuerpo, marcando de ese modo lo que sería el único gol del partido.

Urgido por la desventaja, Llop mandó a la cancha a Caballero para aportar agresividad con los dos volantes, González y Moralez, bien ofensivos por afuera. Pero el ex Olimpo debió dejar la cancha, lesionado. Caballero tuvo el empate tras un centro de Moralez, pero después de bajarla con el pecho le pegó débil al primer palo y Lucchetti contuvo. Hacía tres fechas que Racing no perdía, pero ayer volvió a las andadas.


Estadio: Banfield.

Arbitro: Saúl Laverni.

Gol: 53m, Barrales (B).

Cambios: 62m, Caballero (4) por Wagner (R); 72m, Prichoda por González (R); 84m, Gómez por Erviti (B), García por Barrales (B) y Sánchez Sotelo por Zuculini (R).

Compartir: 

Twitter
 

n Moralez estuvo muy complicado ante la marca incansable de Bustos y de Bertolo.
Imagen: Fotobaires
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.