libero

Lunes, 21 de septiembre de 2009

FUTBOL › SAN LORENZO Y RACING DEFRAUDARON A LA MULTITUD EN EL NUEVO GASOMETRO

Un cero clásico y moderno

San Lorenzo estuvo un poquito más cerca de la victoria, a pesar de que jugó un poco más de un tiempo con diez por la expulsión de Aureliano Torres. Y con uno menos, el local llegó más que su timorato rival.

 Por Juan José Panno

“Un día apto para la práctica de deportes al aire libre”, decían los relatores de antes, enamorados de los lugares comunes, en tardes como la de ayer. Se podría agregar, siguiendo la línea histórica: ni una nube en el firmamento, coloridas banderas en las graderías y el verde césped que invitaba al sueño de una gran contienda. Y encima, en los instantes iniciales antes de que el minutero del reloj diera una vuelta completa, uno de los arietes de San Lorenzo, Menseguez, estuvo a punto de anidar el esférico en las mallas, luego de un error defensivo. Relatores muy particulares eran los de antes, y clásicos muy particulares también: al menos había muchos goles y el cero era una curiosidad.

En el Nuevo Gasómetro, el sueño de un gran partido se convirtió en bostezo (y finalmente en pesadilla) en la medida en que el Racing de Caruso Lombardi y el San Lorenzo de Simeone empezaron a encadenar pelotazos, foules, agarrones, dientes apretados, pelota maltratada, centritos a las manos de los arqueros del rival, centros y remates con el marcador encima, pases errados por varios metros, rechazos a las tribunas y otros atentados contra la estética.

San Lorenzo se fue menos silbado porque jugó 55 minutos con uno menos (Aureliano Torres, expulsado por doble amarilla), a pesar de lo cual atacó un poco más, buscó un poco más y dispuso de un par de situaciones de gol más que su rival.

El público de Racing, que alentó mucho en gran parte del partido, silbó su impotencia porque el equipo nunca se enteró de la diferencia numérica, no arriesgó nunca y, por el contrario, se fue encajonando en los alrededores del arquero De Olivera, en el último tramo. El cuadro visitante generó situaciones de gol a razón de una cada 45 minutos.

En el primer tiempo, Lugüercio levantó un remate después de una buena pisada; y en el segundo, el zurdito Grazzini (el mejor de su equipo) metió un pase perfecto y Castromán, solo frente a Migliore, tiró débilmente a las manos del arquero.

Racing enhebró su cuarto empate consecutivo luego de la derrota ante Central, su segundo cero a cero del campeonato, su quinta actuación de flojita para abajo.

San Lorenzo también igualó cuatro al hilo luego de ganarle a Atlético Tucumán. Estuvo un poquito mejor en el partido de ayer y está un poquito mejor en la tabla, pero sigue lejos de la punta y lejísimos del fútbol.


Estadio: San Lorenzo.

Arbitro: F. Beligoy.

Cambios: 38m Bazán (6) por Leiva (SL); 42m Castromán (5) por Fariña (R); 55m Gómez (4) por Bordagaray (SL); 58m Ramirez (5) por Lugüercio (R); 74m Mercado por Cáceres (R); 79m S. González por J.M. Torres (SL).

Incidencia: 35m expulsado A. Torres (SL).

Compartir: 

Twitter
 

Grazzini se arroja a los pies de Pintos para tratar de robarle la pelota. Poquísima acción en el Bajo Flores.
Imagen: Télam
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.