satira

ANTE CUALQUIER DUDA, CONSULTE AL PADRINO

Por Rudy

Lector, ha llegado el momento de la salud.... ¡guau, qué afirmación contundente la nuestra, y eso que no estamos en medio de ningún debate legislativo, ejecutivo, judicial ni gastronómico! Pero es que se trata de algo muy importante, contemplado hasta en nuestro Himno (“al gran pueblo argentino, ¡salud!”, dice nuestra canción patria).

¡No tiene que faltar salud en la mesa de los argentinos!

Y parece que hay quien confunde “salud” con “medicamentos”.

Y quizá, si somos bien pensantes, en ese ánimo de contribuir a que en ninguna casa falten pastillitas, grageas, píldoras o supositorios básicos, aplican toda su creatividad (con la que intentan suplir su falta de conocimientos y de títulos habilitantes), y entonces inundan el mercado con sus productos, que no serán tan buenos, tan nuevos, tan sanos, tan efectivos, tan saludables, ni tan inofensivos, pero para tenerlos en la mesita de luz, en el bolsillo o en la cartera, pueden servir, mientras se tome la precaución (que, eso sí, debería estar en el prospecto, en caso de tenerlo, de esos productos) de no ingerirlos bajo ninguna pero ninguna circunstancia. No obstante, ante cualquier duda, consulte a su médico. No obstante, ante cualquier duda, asegúrese de que su médico tampoco sea trucho, ni tenga el diploma vencido, ni sea especialista, pero en otra cosa.

¿Suena raro, no? Que un medicamento sirva mientras no lo tomemos, o que un jugador de fútbol juegue bien mientras no lo pongan en la Selección, o que un político sea bueno en tanto no tenga poder... Bueno, pero que pasa, pasa...

Los medicamentos truchos son una realidad, aunque algunos no le van a hacer nada, porque están vencidos. También están los que tienen lo que tienen que tener, pero en menos cantidad de lo que dicen que tienen. Por ejemplo: la cajita dice que es de 200 miligramos, y la pastilla tiene 30... Bueno, pero, ¿usted le va a creer a la pastilla o a la cajita?

También dicen que hay “mafias de los medicamentos”.

Suena raro, ¿no? Porque los mafiosos en general se dedican a terminar con la salud de alguien, de manera aguda y efectiva, suelen usar otro tipo de armas, no pastillitas; pero tratándose de mafias, ¡nosotros no sabemos nada, nosotros no sabemos nada!

Bueno, lector, está advertido, solamente nos queda hacer chistes. Y recomendarle que “ante cualquier ataque de tristeza, desazón, angustia o similares, léase un Sátira/12 todos los sábados a la mañana.

Hasta la semana que viene.

Satira12 actualiza todos los Sábados a las 18 hs.

anterior  siguiente
Sábado, 19 de septiembre de 2009
Tapa satira

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared