libero

Lunes, 11 de febrero de 2013

FúTBOL › NEWELL’S FUE MEJOR ANTES Y DESPUéS DE LA LLUVIA

A Independiente se le vino el agua

La diferencia estuvo en los centrodelanteros. Scocco marcó dos de los tres goles del visitante, mientras que Farías desperdició de manera increíble un penal cuando el partido estaba 1-1. “Me duele no poder darle un triunfo a la gente”, dijo Gallego.

 Por Daniel Guiñazú

Sería tal vez un exceso de simplificación decir que Newell’s ganó porque tuvo afilado a su goleador Ignacio Scocco, autor de dos de sus tres conquistas. Y que Independiente perdió porque Ernesto Farías selló su desencuentro con la red, desperdiciando un penal clave (foul de Heinze al debutante colombiano Caicedo) a los 77 minutos, cuando el resultado estaba empatado 1-1. Pero en tren de buscar razones al intachable triunfo rojinegro en Avellaneda, una podría ser ésa: la diferente prestación de los centrodelanteros.

En realidad, Newell’s ganó 3-1 a partir de un único y decisivo motivo: siempre jugó mejor que Independiente. Con el piso seco en el primer tiempo. Y bañado en el segundo, por un despiadado vendaval de viento y agua que le adosó a la tarde de Avellaneda una cuota de dramatismo aun mayor de la que de por sí traía el partido. En todos los casos, el equipo de Gerardo Martino generó fútbol en cada rincón del campo de juego. Tuvo salida limpia desde el fondo, toque prolijo y vistoso, y una movilidad de hombres y de la pelota que no reconoció posiciones fijas del medio hacia arriba y que, en cada línea, tuvo intérpretes inspirados: los defensores Cáceres y Vergini, el trío de volantes que compusieron Tonso, Figueroa y Maxi Rodríguez y –desde luego– el artillero Scocco.

Newell’s fue un equipo sereno, seguro, convencido de su idea y de cómo llevarla adelante. Independiente, en cambio, nunca pudo escapar de su presente. Salió a apretar por todas partes a los rosarinos para no dejarlos armar. Pero cuando Newell’s pudo quebrar esa presión y atacarlo, el fondo rojo se mostró inconsistente. A los 16 minutos del primer tiempo, Tonso le cruzó una pelota desde la derecha hacia la izquierda a Casco, el lateral zurdo remató por encima de la salida atropellada de Diego Rodríguez y Scocco, de cabeza sobre la línea, anotó el 1-0.

Cuatro minutos más tarde, Montenegro depositó un tiro libre en lo alto del área rojinegra, Tula anticipó de cabeza la salida tardía del arquero Guzmán y marcó el 1-1. Fue, acaso, el único acierto de Rolfi en la tarde. Y ahí estuvo otra de las causales de la caída roja. A Independiente no le funcionó su único creador de juego. Y el equipo lo sintió: no hubo quien tomara la posta y arrimara la pelota arriba con claridad.

Además, hasta la fortuna le hizo un guiño negativo a Independiente. Dos de sus tres cambios estuvieron forzados por las lesiones: Tuzzio entró por el chico Contrera en el primer tiempo y, en el segundo, el mismo Tuzzio debió cederle su lugar al moreno colombiano Caicedo. Y esas variantes obligadas le restaron chances a Gallego (expulsado a los 20 minutos de la etapa inicial por una protesta desmedida) de renovar una formación desgastada. En cambio, en pleno temporal, Martino movió sus piezas con acierto: puso a Muñoz y a Pablo Pérez por Tonso y Figueroa. Con eso le dio a Newell’s el aire nuevo que necesitaba para seguir intentando la victoria.

Independiente sintió el impacto del penal desperdiciado por Farías. Y en siete minutos terribles se le escurrió el resultado. Un derechazo desde fuera del área de Scocco, tras una pelota admirablemente bajada por Maxi Rodríguez, y una arremetida de Pablo Pérez tras una salvada de Morel Rodríguez sobre la línea decretaron otra derrota dolorosa. Queda cada vez menos tiempo para engordar el flaco promedio. Y los miles de hinchas rojos se fueron a su casa empapados y con una convicción: jugando así será muy difícil esquivar, en junio, el guadañazo inapelable del descenso.


Estadio: Independiente.

Arbitro: Juan P. Pompei.

Goles: 16m y 77m Scocco (N), 20m Tula (I) y 82m P. Pérez (N).

Cambios: 43m Tuzzio (5) por Contrera (I), 55m Muñoz (6) por Tonso (N) y Fredes (4) por Santana (I), 65m Caicedo por Tuzzio (I), 68m P. Pérez por Figueroa (N) y 79m Urruti por Scocco (N).

Compartir: 

Twitter
 

Scocco celebra con sus compañeros su segundo gol, con Rodríguez caído en el césped.
Imagen: Télam
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.