libero

Lunes, 18 de noviembre de 2013

FUTBOL › PERDIO EL PARTIDO CON ARSENAL Y LA CHANCE DE ALCANZAR A SAN LORENZO

Boca se desentendió de la pelea

Tuvo ocasiones para empatarlo, pero el equipo de Alfaro estuvo siempre al frente en el marcador y lo superó con justicia. Por ahora está a tres puntos de la vanguardia, podría quedar a cinco si Newell’s vence esta noche a Tigre.

 Por Ariel Greco

Boca dejó gran parte de sus chances del título al perder 3-2 ante Arsenal, en un partido que fue claramente superado y que debió perder por más diferencia, pero a la vez en el que contó con varias ocasiones de empatar. Con esta victoria, el conjunto de Gustavo Alfaro se colocó a dos puntos del líder San Lorenzo, mientras que el de Bianchi quedó quinto, a tres, y a la espera de lo que ocurra hoy con Newell’s.

El campeonato le había dado muchas chances a Boca. A pesar de su irregularidad en cada salida, la excelente campaña en la Bombonera le alcanzó para llegar a Sarandí con las chances casi intactas, con la posibilidad de treparse a la cima con una victoria. Sin embargo, desde el juego siempre estuvo lejos de esa oportunidad. Tanto que el propio Bianchi, sin decirlo, lo admitió con una formación llamativa, con tres volantes centrales con nula capacidad de desborde y escasa dinámica, y Riquelme como único generador de juego para los dos delanteros.

Aquella fórmula exitosa de 2001 (Battaglia-Serna-Traverso) lejos está de serlo 12 años más tarde. Primero, porque Riquelme, a los 35 años, ya no es aquel jugador desequilibrante capaz de enloquecer solito a una defensa y dejar a un atacante libre con el arquero. Y además, el mediocampo de contención resultó totalmente ineficaz ante un rival que lo pasó por arriba y que apostó con éxito a la segunda jugada. Con ese argumento, Arsenal complicaba a los defensores con la potencia de Caraglio y Furch. Y si no, recuperaba rápido la pelota con la diferencia de actitud y de velocidad que tenían sus medios.

En los primeros minutos, con ese panorama de partido, Boca no generaba mucho, más allá de un tiro lejano de Riquelme que tapó Campestrini, pero al menos tampoco pasaba sobresaltos. Pero bastó que Arsenal generara su primera ocasión para que se le cayera la estantería. Aguirre ejecutó con viveza un tiro libre por afuera de la barrera y dejó sin chances al estático Trípodi.

A partir de ahí, Arsenal justificó la diferencia por convicción, actitud y ocasiones de riesgo, ya que el reemplazante de Orion tapó un cabezazo de Caraglio y un mano a mano a Furch antes de que llegara el segundo gol: tras un rebote, la pelota le quedó servida a Caraglio, que definió con notable jerarquía por encima de la cabeza de Trípodi. El 2-0 marcaba perfecto las diferencias de concentración y justeza para ejecutar la estrategia planeada. En la última jugada del primer tiempo, Boca pudo achicar con un toque de Riaño, pero el travesaño se lo negó.

Ese descuento que no pudo ser en el final de la primera etapa llegó en el arranque de la segunda, con un cabezazo medido de Caruzzo. Pero al intento de reacción del equipo de Bianchi se le opuso un equipo que tenía claro lo que debía hacer. Carrera aprovechó una desinteligencia entre Riquelme y Méndez para llevarse la pelota y, tras un buen toqueteo entre Caraglio y Aguirre, llegó para cabecear de palomita y dejar sin chances a Trípodi.

El tercer gol de Arsenal fue un mazazo para un Boca herido. El amague de reacción quedó en eso y el conjunto de Alfaro volvió a convertirse en el dueño del trámite. Pero cuando nada lo hacía suponer, una corajeada de Riaño le dio una nueva vida. Y pudo darse la remontada heroica, pero el palo izquierdo de Campestrini devolvió la media vuelta de Gigliotti. Así Boca dio un paso grande para despedirse de un torneo en el que nunca se terminó de animar y en el que dejó la sensación que de que la candidatura al título siempre le quedó grande.


Estadio: Arsenal.

Arbitro: Silvio Trucco.

Goles: 15 m, Aguirre (A); 27 m, Caraglio (A); 49 m, Caruzzo (B); 55 m, Carrera (A); 77 m, Riaño (B).

Cambios: 61 m, J. Martínez por Caruzzo (B); 63 m, Rolle por Carrera (A); 65 m, Zelaya por Caraglio (A); 67 m, Sperduti por Aguirre (A); 75 m, Paredes por Méndez (B); 87 m, Blandi por Zárate (B).

Compartir: 

Twitter
 

El festejo del gol de Aguirre, con el que Arsenal abrió la cuenta en Sarandí.
Imagen: DyN
SUBNOTAS
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.