libero

Lunes, 17 de marzo de 2008

CONTRATAPA › VICTORIA DE LEWIS HAMILTON EN EL GRAND PRIX DE AUSTRALIA DE FORMULA 1

McLaren 1

La actuación del piloto británico fue casi perfecta, dominando la apertura del Mundial de F-1. Su compañero Kovalainen pudo ser segundo.

Lewis Hamilton, que el año pasado perdió por un punto el Mundial de Fórmula 1, empezó la temporada ganando un Grand Prix de Australia de lo más movido. Con un calor asfixiante (37 grados) en la pista, los pilotos tuvieron muchos problemas para controlar sus autos, ahora sin sistemas de asistencia electrónica para la conducción y sólo una tercera parte del pelotón llegó a la meta: siete de los 22 coches.

McLaren-Mercedes fue la única escudería que sacó un buen resultado. Hamilton no cometió ningún error a pesar de las tres intervenciones del coche de seguridad y su compañero, el finlandés Heikki Kovalainen, se retrasó un poco, pero finalizó quinto.

“Controlé la carrera del principio al fin y no sentí ninguna presión; desde mi liderazgo logré constantemente vueltas rápidas. Con las tres apariciones del coche de seguridad la carrera se mantuvo interesante”, dijo el inglés, que elogió el McLaren-Mercedes. “El auto fue fenomenal, el equipo hizo un gran trabajo, y yo estaba mucho mejor preparado que hace un año. Juntos vamos a dar todo en los próximos meses.”

Pese a su alegría, el inglés se negó a calificar de “perfecto” su triunfo. “No, porque hay algunos aspectos en los que puedo mejorar. Pero en lo que se refiere a neumáticos, velocidad, confiabilidad y confort en el auto fue probablemente la mejor carrera que tuve hasta ahora.” Hamilton aseguró que los McLaren podrían haber desarrollado aun más velocidad.

Correr sin control de tracción fue atractivo, según el actual subcampeón mundial. “Exige más al piloto, pero también a los neumáticos y al auto. La temperatura en los frenos es seguramente algo más elevada que un año atrás. Pero son carreras en serio, así debería ser.”

Renault, que el sábado hizo una tanda clasificatoria desastrosa, recuperó el buen humor con un Fernando Alonso que, de regreso a la escudería francesa tras su mal año en McLaren junto a Hamilton, sigue sin rendirse nunca. El asturiano remontó desde su modesta 11ª posición en la parrilla hasta la cuarta, a las puertas del podio.

Durante la agitada carrera, otros dos equipos demostraron que habrá que contar con ellos esta temporada. Williams sumó puntos con ambos coches, gracias al tercer puesto de Nico Rosberg (el mejor resultado de su corta carrera) y al sexto del japonés Kazuki Nakajima. BMW Sauber también demostró su solidez y fue premiado con el segundo puesto de Nick Heidfeld.

Compartir: 

Twitter
 

 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.