libero

Lunes, 23 de julio de 2012

CONTRATAPA › OPINIóN

Chaves, por ahora una promesa

 Por Daniel Guiñazú

Diego Gabriel Chaves aprovechó uno de los tantos títulos mundiales que últimamente viene revoleando la Asociación Mundial. Y en la madrugada del domingo se alzó con la corona interina de los welters. Que si se miran con detenimiento las clasificaciones de la entidad no es más que el primer lugar del ranking de la categoría, llamado así por cuestiones de marketing deportivo y de obvio y vil negocio: cuantas más coronas del mundo haya en juego, más dinero podrá cobrar por reconocerlas la entidad con sede en Panamá.

Sería erróneo suponer que a partir de ahora, Chaves pertenece a la selecta élite del boxeo mundial. La sencilla victoria que alcanzó por nocaut técnico en el 2º round ante el marroquí Ismael El Massoudi en el estadio de la Sociedad Alemana de Gimnasia de Villa Ballester sirvió sólo para insertarlo en un circuito de mejores peleas y mejores bolsas. La de los welters es, acaso, la categoría estrella del boxeo mundial en la actualidad. Y un par de nombres alcanzan para comprobarlo.

Floyd Mayweather es el campeón del Consejo, Manny Pacquiao lo fue hasta hace 40 días en la Organización (ahora lo es Timothy Bradley), Randall Bailey reina en la Federación y Paulie Malignaggi es el monarca regular de la AMB, que le sancionó un interinato no obstante encontrarse activo y haber ganado su corona el 28 de abril pasado. A ese grupo por ahora inabordable al que puede llegar a sumarse Marcos Maidana, pronto a renunciar a su título welter junior de la AMB, le apuntará Chaves a partir de ahora.

Pero no vaya a creerse que el boxeador nacido en Moreno (provincia de Buenos Aires), nieto, hijo y sobrino de pugilistas, ya está listo para encarar esos altos desafíos. Chaves tiene 26 años y recién alcanza las 21 peleas profesionales con 17 victorias antes del límite ante rivales mayormente de ocasión. O sea, está tierno. Por lo tanto, no se le deberían apresurar los tiempos y mandarlo contra los grandes sin un proceso previo de consolidación. Su manager, Osvaldo Rivero, astuto y rápido para conseguirle la chance ante un campeón inconsistente como El Massoudi, que además llevaba un año y una semana sin combatir, no lo cometerá. Seguramente habrá de cuidarlo llevándolo de a poco antes de hacerle dar el gran salto.

Compartir: 

Twitter
 

 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.