libero

Lunes, 24 de mayo de 2004

AUTOMOVILISMO Y MOTORES › LA SORPRESA DE LA FORMULA 1 EN MONACO

¡No ganó Schumi!

1. Pique eléctrico. Los Renault R24 de Jarno Trulli y Fernando Alonso cumplieron con la cátedra doblando primero en Saint-Devote, gracias a la eficacia superior en los arranques de la goma francesa que los equipa y al perfecto sistema de control electrónico de tracción con que cuentan. Sólo les faltaba durar 78 vueltas y sostener un posible ataque de los BAR-Honda y del inefable Michael Schumacher.

2. Pista cambiada. Detrás de los Renault y los BAR, en las primeras vueltas los McLaren de Raikkonen y Coulthard apretaban a las Ferrari. Pero pronto los McLaren quedarían fuera de combate, y Schumacher tendría la pista libre para marcar, entre la vuelta 19 y la 23, cuatro records de vuelta consecutivos (bajando su propio tiempo de clasificación) y ganando dos puestos, de 5º a 3º, en la primera ronda de detenciones.

3. Primer impacto. Iban 42 vueltas cuando Alonso, todavía escolta, protagonizó el mayor drama de la carrera, queriendo superar a Ralf Schumacher. El alemán, con una vuelta menos, lo corrió adentro del túnel, el español se salió de la huella y golpeó duramente contra los guard-rails de ambos lados de la pista. El accidente obligaría a neutralizar la carrera, lo que también derivaría en otro golpe de escena.

4. Lo inesperado. ¡Schumacher fuera de carrera! No sucedía desde Brasil 2003: el alemán no terminará el Grand Prix, ni extenderá a seis su racha de victorias consecutivas. Estaba en punta (porque Trulli, rapidísimo, aprovechó la neutralización para hacer su segunda parada), detrás del safety-car, cuando probó demasiado fuerte sus frenos y Montoya, que tenía una vuelta menos, lo llevó por delante en el túnel y lo hizo chocar.

5. Carrera abierta. Schumacher encuentra a Ross Brawn y Jean Todt en los boxes: está incendiado e irá a declarar ante los comisarios deportivos, que catalogarán el episodio como un incidente de carrera. Pese a quedar afuera, el alemán mantiene la vanguardia del certamen, pero los tres primeros de la carrera le descontarán, ahora, puntos en el campeonato mundial.

6. La persecución. Con Alonso y Schumacher fuera de carrera, Jenson Button se convierte en el principal rival de Trulli, y comienza a descontarle la ventaja, aunque el italiano era más rápido en la zona de la Bahía. El inglés perseguía además el mismo destino que el piloto de Renault: conseguir su primera victoria en la Fórmula 1. Trulli (29 años), corre su 119º GP; para Button (24) es el 72º.


7. Por un suspiro. La foto es elocuente: sólo 497 milésimas de segundo separan al Renault del BAR, en uno de los finales más cerrados de la historia reciente del Grand Prix de Mónaco. A más de un minuto y con problemas en la suspensión, se encuentra el tercero, Rubens Barrichello. La competencia es tan dura que sólo nueve coches, de los veinte que tomaron parte, arriban a la bandera a cuadros.

8. Diez años no son nada. Lejos del palco, donde Rainiero, Carolina y Alberto entregaron los trofeos, Barrichello y Button empapan de champagne a Trulli, el chico de Pescara que en 1995 aprendía a conducir un coche de Fórmula 3 como segundo piloto de la escuadra suiza KMS, la misma que consagraba campeón a un piloto argentino, uno que también ganó ayer: Norberto Fontana.

Compartir: 

Twitter
 

 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared