libero

Lunes, 10 de junio de 2002

AUTOMOVILISMO Y MOTORES › VENCIO EN TC 2000 DESPUES DE UN AÑO Y MEDIO

Cingolani se acordó de ganar

Después de un año y medio sin visitar el lugar más alto de un podio del TC 2000, Daniel Cingolani se reencontró con la victoria al ganar en el autódromo “Santiago Yaco Guarnieri” de Resistencia, una competencia que gracias a la lluvia tuvo muchos pasajes interesantes y un final abierto a la polémica. “Sin dudas colaboró la lluvia, si no, no hubiera ganado”, fue la sincera reflexión del “Muñeco” Cingolani para explicar su primer triunfo de la temporada.
La opinión tiene un alto grado de certeza, pero el confirmarla en un ciento por ciento le quitaría al piloto de Nueve de Julio el mérito por el gran trabajo que realizó a lo largo de la competencia.
Es cierto que en condiciones climáticas y de pista normales los autos a batir eran los de Guillermo Ortelli (largó con gomas lisas a pesar de la lluvia que comenzó a caer en el momento de la largada) y Norberto Fontana, pero la virtud de Cingolani fue saber llevar un auto menos competitivo bajo ese enemigo extra que fue la lluvia.
Cingolani no la tuvo fácil, debió pelear con esa clase de pilotos que cualquiera pretendería evitar para no tener problemas, como Juan Manuel Silva (hasta que aparecieron problemas mecánicos en su Honda fue protagonista), Gabriel Furlan (su Mitsubishi Lancer se muestra cada vez más sólido) y el mismo Ortelli.
Y Cingolani la supo llevar bien porque fue inteligente: cuando debió levantar para no entrar en un roce peligroso, levantó, después, con la misma inteligencia, fue y recuperó la posición.
“Venía muy tranquilo y sin desesperarme porque sabía que tenía un gran auto. Esta es una especie de revancha con todos aquellos que piensan que no puedo funcionar. Que se olviden, el día que yo no pueda más, dejo de correr”, aseguró Cingolani.
Así como la carrera en sí misma y como el trabajo de Cingolani fueron lo mejor de la tarde, la confirmación de Gabriel Furlan en la segunda posición del clasificador fue una gran desprolijidad. Furlan terminó la carrera en el segundo lugar, pero una denuncia realizada por Norberto Fontana (según el arrecifeño Furlan y Ortelli lo pasaron con bandera amarilla y el primero lo chocó) llevó a las autoridades a mantener en vilo a los principales involucrados por más de una hora.
“No quiero entrar en polémicas ni con Gabriel (Furlan) ni con Ortelli, sólo le dije a mi equipo lo que vi desde arriba del auto”, reconoció Fontana. Por su parte, Furlan sólo se limitó a señalar que “no fui citado a declarar nada. Estoy tranquilo porque no había ninguna bandera amarilla”.
El desenlace de esta historia tenía una especial importancia para el campeonato, ya que como terminaron las cosas, Furlan se convirtió en el nuevo puntero del campeonato, desplazando de esa posición a Fontana.
A poco de cumplirse dos años de su última victoria (Buenos Aires en noviembre del 2000), el “Muñeco” Cingolani se reencontró con el triunfo. Un triunfo merecido a todas luces en una carrera distinta.

Compartir: 

Twitter
 

Bajo la lluvia, Daniel Cingolani hizo pesar su experiencia para triunfar
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.