libero

Lunes, 1 de noviembre de 2004

TENIS

Perla negra

David Nalbandian empieza a despedirse de su sueño de jugar el Masters de Houston: perdió la final de Basilea en el quinto set y tiene que ganar el Masters Series de Paris-Bercy, esta semana, para clasificarse. Hace dos años que el cordobés no gana un título.

David Nalbandian perdió su segunda final consecutiva de la ATP al caer ayer en cinco sets, 5-7, 6-3, 6-4, 1-6, 6-2, ante el checo Jiri Novak en la final del torneo de tenis de Basilea. El checo se impuso en un maratónico partido que duró 3 horas y 2 minutos, en lo que fue la primera confrontación entre ambos tenistas, mientras que el argentino quedó en una posición muy complicada para plasmar su gran objetivo: un pasaje para la Copa Masters.
Nalbandian dejó de sumar hoy valiosos puntos en su lucha por ingresar al Masters de Houston y sus posibilidades disminuyeron, pese a la derrota del estadounidense Andre Agassi en la final de Estocolmo frente al sueco Thomas Johansson.
A sus casi treinta años, el checo, 20 del mundo, es uno de los jugadores más subestimados del circuito, pero este domingo demostró una vez más que es un rival duro y peligroso. Su víctima fue Nalbandian, campeón en Basilea 2002 y finalista en 2003, donde no llegó a jugar el partido por el título contra su compatriota Guillermo Coria, por una lesión, por lo que ante Novak perdió su primer duelo de los trece que disputó en el Halle St. Jacques.
El encuentro comenzó muy parejo y apenas tuvo una chance, Nalbandian no la dejó pasar. Así se quedó con el primer set, muy convencido del plan de juego que estaba llevando adelante, moviendo a su rival por el fondo de la cancha. Novak, un rival muy peligroso, sobre todo jugando de contragolpe, empezó a meter todos los tiros y no extrañó que cambiara de manos el encuentro. El juego sólido de fondo de Novak terminó imponiéndose a la potencia del cordobés de 22 años, quien pagó caro dolores que arrastró desde el viernes en su rodilla derecha.
Nalbandian, con orgullo y motivado por su posibilidad de ingresar todavía en la Copa Masters de Houston, tuvo el mérito de seguir metido en el partido tras dejar escapar el segundo y tercer set y sufrir cuatro break-points para el checo al inicio del primer juego del cuarto set.
Al final del partido, el argentino mostró su bronca y frustración al romper su segunda raqueta de la jornada. Este gesto de abuso de raqueta le costó un punto de penalización al disputarse el último juego del encuentro, que resolvió Novak con un 6-2.
Curiosamente, el de ayer fue el primer partido que Nalbandian perdió en Basilea en las tres ediciones del torneo en las que intervino: ganó la del 2002 y no se presentó a jugar por lesión la final del 2003 ante Guillermo Coria. Desde aquella final ganada en el 2002 ante el chileno Fernando González, Nalbandian cayó en las cinco finales posteriores que disputó, tres de ellas en torneos Masters Series: Montreal 2003, ante Andy Roddick 6-1, 6-3; Basilea 2003, ante Coria, por no presentarse; Roma 2004 ante Carlos Moya, 6-3, 6-3, 6-1; Madrid 2004, ante Marat Safin, 6-2, 6-4, 6-3.
Derrotado el domingo pasado en la final del Masters Series de Madrid por el ruso Marat Safin, el argentino, número cuatro mundial, ahora está condenado a un éxito en el Masters de Paris-Bercy, que comienza hoy, para clasificarse al Masters.
Nalbandian, octavo favorito, debutará en segunda ronda ante el sueco Robin Soderling o el estadounidense Taylor Dent, a quienes venció días atrás cuando el unquillense arribó a la final de Madrid. Luego, el cordobés podría enfrentar al eslovaco Dominik Hrbaty y, en cuartos, complicadísimo, al estadounidense Andy Roddick, el máximo preclasificado del campeonato francés.
Otros dos argentinos se presentarán en París recién en segunda ronda: Gastón Gaudio lo hará ante el ganador del cruce entre el español Feliciano López y el alemán Rainer Schuettler, y Guillermo Cañas se presentará frente al vencedor del cotejo entre el croata Mario Ancic y un jugador surgido de la clasificación. Juan Ignacio Chela debuta hoy a mediodía ante el austríaco Jurgen Melzer y Mariano Zabaleta arranca a las 9 ante el tailandés Paradorn Srichaphan.Tampoco fue un buen día en Basilea para los doblistas argentinos Lucas Arnold y Mariano Hood, quienes cayeron ante los gemelos estadounidenses Bob y Mike Bryan por 7-6 (11/9), 6-2. Arnold (32 del mundo) y Hood (27) llegaron a la final tras superar a los número uno del mundo, el bahameño Mark Knowles (1) y el canadiense Daniel Néstor (1) en una de las semifinales. Precisamente, frente a esta pareja, debutarán en Paris-Bercy Gaudio y Hood.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.