libero

Lunes, 13 de julio de 2009

TENIS › ISRAEL EN LAS SEMIFINALES

Los otros resultados

 Por Sara Lemel

Desde Tel Aviv

Israel no quiere despertarse, porque está viviendo un sueño de Copa Davis como nunca antes en la historia del país. Tras el histórico triunfo sobre Rusia concretado el sábado –la primera vez que Israel logra avanzar a las semifinales de la Davis–, los jugadores israelíes bailaron encima de las mesas cantando a coro “We are the Champions”, y ayer terminaron derrotando 4-1 a los rusos, campeones de la Davis en 2006.

El triunfo sobre la todopoderosa Rusia fue festejado en Israel como la victoria bíblica de David sobre Goliat. Según el diario Haaretz, las reacciones por la sensacional hazaña contra el dos veces campeón de la Copa Davis fueron de “fervor mesiánico”.

Todos los periódicos del país titularon con fotografías de Jonathan Erlich (nacido en Buenos Aires en abril de 1977, hace 32 años, y residente en Israel desde el año de edad) y Andy Ram, resplandecientes de alegría tras su triunfo sobre Marat Safin e Igor Kunitsyn 6-3, 6-4, 6-7 (3-7), 4-6, 6-4 tras casi cuatro horas de partido para un triunfo que es el mayor éxito en la historia del tenis de Israel.

“No nos despierten, déjennos seguir soñando”, escribió un comentarista deportivo. “Ninguna persona en plena posesión de sus facultades mentales habría apostado por una victoria israelí.”

Lo cierto es que, en los últimos años, Israel avanzó de modo lento pero seguro en el tenis profesional. Entre las mujeres, Shahar Peer –de 22 años y 45ª del mundo– es la mayor esperanza del tenis nacional.

En febrero de este año, Peer fue protagonista de un incidente político-deportivo al negarle los Emiratos Arabes la visa para jugar el torneo de Dubai.

El diario Yediot Achronot lanzó las campanas al vuelo y calificó incluso de “imperio” al pequeño país, que del 18 al 20 de septiembre se enfrentará a España, el actual campeón de la Davis, con la ilusión de pasar a la final.

La emoción ya se había desbordado tras el 3-2 de la primera ronda, cuando los israelíes batieron en Malmö a los favoritos suecos a puertas cerradas. A principios de marzo, el Concejo municipal de Malmö decidió, por temor a desórdenes, jugar sin público. Los más de 400 niños muertos en Gaza durante las semanas previas por las fuerzas israelíes habían creado un clima adverso a los visitantes.

Cuatro meses después, bajo el intenso calor húmedo de Tel Aviv, el duelo de dobles, de casi cuatro horas de duración, fue seguido por el ex primer ministro Ehud Olmert y la modelo Bar Refaeli.

Tras las victorias individuales de Harel Levy y Dudi Sela el viernes, Erlich y Ram, campeones del Abierto de Australia 2008, lograron el “milagro”. El resultado fue tan inesperado que incrédulos comentaristas de tenis extranjeros llamaron a sus colegas israelíes para confirmarlo, aseguró Yediot Achronot.

Todos los jugadores israelíes comentaron que la especial atmósfera en el estadio les había inyectado fuerzas. El capitán del equipo, Eyal Ran, comparó al dúo Erlich-Ram, llamado cariñosamente “Anyoni” en Israel, con cazas de combate: “Tuvimos dos aviones F-18 en la cancha”.

Ambos jugadores habían sufrido tensiones personales tiempo atrás, pero de ello nada se notó durante el partido. “Cuando Andy y Joni juegan juntos, pasan buenas cosas, indiferentemente de lo que hubo entre nosotros”, dijo tras la victoria Erlich, nacido en la Argentina. Ram nació en Montevideo, Uruguay, y es hincha fanático de Peñarol. Ambos hablan un más que correcto castellano.

Ram, que al término del partido no pudo contener las lágrimas de alegría mientras el primer ministro Benjamin Netanyahu lo telefoneaba para felicitarlo, vivió un día perfecto: “Mi hijo Alon me vio hoy triunfar ante 10 mil personas. Una locura”.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: AFP
 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.