libero

Lunes, 21 de diciembre de 2009

OPINIóN

Cuando el deporte aporta

 Por Claudio Morresi *

En el deporte se lograron avances históricos de transformación que consolidan el camino iniciado en el año 2003. En esos tiempos, el presupuesto era un cuarto del actual, el Cenard era para los medios y la comunidad deportiva “la vergüenza del deporte argentino”.

En estos años, en el Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo refaccionamos y pusimos en funcionamiento el complejo de natación, instalamos el equipo de cronometraje electrónico, inauguramos dos nuevas pistas sintéticas de atletismo, refaccionamos el hotel a nuevo y se lo amplió su capacidad para 320 deportistas, entrenadores y otros usuarios de las instalaciones que hoy disfrutan en la Casa del Deporte Argentino, construimos una nueva cancha de hockey sobre césped –que homenajea a la jugadora Adriana Acosta, primera deportista desaparecida por la última dictadura militar–, remodelamos el polideportivo, que cuenta con un nuevo piso flotante y se incorporaron modernas máquinas de musculación, biomecánica, fisiología e instrumental para el proceso de control de doping.

Un dato simple permite demostrar las mejoras: en relación con el año 2002 se quintuplicó la cantidad de usuarios. Son más de 240.000, de nuestro país y del exterior, los que hoy desarrollan sus actividades anualmente por sus diversas instalaciones.

Con la promulgación de la flamante Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, si leemos su artículo 77, ahora se garantiza el derecho de acceso universal –a través de los servicios de comunicación audiovisual– a los contenidos informativos de interés relevante y de acontecimientos deportivos, de encuentros futbolísticos u otro género o especialidad.

En cuanto a la infraestructura deportiva, sólo en la región centro se registraban algunas viejas pistas de atletismo. Hoy están en construcción en las regiones del NOA, NEA, Cuyo, Patagonia sendas pistas del deporte madre de los Juegos Olímpicos y, si a este dato le sumamos la instalación de playones deportivos y los apoyos a los clubes en todo el país, veremos que las asimetrías para el desarrollo del deporte van siendo cada vez menores.

En abril nuestra Presidenta lanzó el Programa Argentina nuestra cancha y miles de niños, jóvenes y abuelos realizaron actividades. Sin este programa concreto de éste, nuestro “Estado presente”, no hubieran podido acceder a ese derecho para mejorar su calidad de vida.

Seguimos avanzando en la legislación vinculada con el deporte, ya que luego de la histórica promulgación de la ley específica que oficializa y sistematiza los queridos Juegos Evita, alrededor de un millón de jóvenes y abuelos participan este año en la etapa municipal, provincial y la final nacional. Promovimos, fundamentamos y apoyamos las gestiones tendientes a que se apruebe en el Congreso Nacional una nueva ley que posibilitó la creación del Ente nacional de alto rendimiento deportivo, instrumento que permitirá que nuestros seleccionados nacionales tengan una herramienta rápida y eficaz para resolver las necesidades de entrenamiento y competencia en los diferentes escenarios deportivos del mundo.

Así se termina un año en que el aporte político al deporte se hizo sentir en el seno de la comunidad, en lo social y en el alto rendimiento, en el cual, paradójicamente no hubo competencias resonantes y sin embargo se consiguieron “medallas” que cuelgan del pecho de millones de argentinos y argentinas.

* Secretario de Deporte de la Nación.

Compartir: 

Twitter
 

 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.