libero

Lunes, 11 de marzo de 2013

CHAVEZ CAMBIO VENEZUELA Y TAMBIEN SU DEPORTE

El último jonrón

 Por Gustavo Veiga

En el comandante Hugo Chávez nada parecía una pose, un gesto calculado. Jugaba como vivía, como sentía al deporte. En 1969 salió campeón de béisbol en la liga infantil Criollitos de Venezuela. Amaba ese juego, más popular que el fútbol en su país. Y por amarlo tanto, podía ocurrírsele una metáfora como aquella con que vaticinó la manera en que ganaría el referendo revocatorio de 2004 por holgado margen (59 a 40 por ciento): “Con un jonrón que va a llegar hasta el jardín de la Casa Blanca”. En el béisbol, un jonrón es una carrera (home-run en inglés). El mejor modo con el que un equipo anota puntos. El líder bolivariano, en efecto, se había anotado uno muy importante cuando la oposición pretendía destituirlo por aquel mecanismo constitucional. En 2002 lo intentó mediante un golpe de Estado y también perdió. El presidente fallecido estaba acostumbrado a ganar adentro y afuera de la cancha.

Zurdo, lanzador, hay decenas de fotografías donde se lo ve arrojando la pequeña pelota de béisbol vestido con su clásica campera tricolor. Pero también imágenes donde patea una pelota de fútbol en presencia del presidente boliviano, Evo Morales, y su amigo Diego Maradona. Esas tomas podrían tener un componente de demagogia populista en políticos a los que nunca les importó el deporte –entendido como una herramienta social de desarrollo– y que sólo posaban para ciertas audiencias. En la Argentina tuvimos un ejemplo notable: Carlos Menem.

Ese nunca fue el caso de Chávez. A diferencia del riojano, que al deporte le redujo el presupuesto hasta los niveles más bajos cuando Hugo Porta era su secretario del área, el venezolano creó en 2006 el Ministerio del Poder Popular del Deporte. Y en 2011, durante su último período de gobierno, se aprobó la nueva Ley Orgánica del Deporte, la Actividad Física y Educación Física, una herramienta que todavía se debe la Argentina, regida hoy por una ley de 1974.

En noviembre de 2007, la viceministra de Deportes, Verónica Mata, le decía a este cronista en Venezuela: “El presidente Chávez le ha dado un apoyo fundamental desde que asumió su cargo. El lo dice públicamente: consideramos al deporte como el mejor mecanismo integrador para la superación en la calidad de vida de los ciudadanos y ciudadanas de un país. Además lo pensamos también como un vehículo extraordinario para la integración de los pueblos hermanos”. Y cuando se le preguntó sobre el ejemplo deportivo a seguir, respondía: “Un modelo socialista, bolivariano y con marca venezolana, en el que podamos recoger las experiencias de otros países”.

En forma sucesiva, Venezuela organizó la Copa América de Fútbol 2007, el Mundial de Softbol femenino y el de Béisbol femenino en 2010, el Campeonato Iberoamericano de Atletismo y el Preolímpico de Básquetbol en 2012, entre otros ejemplos. En el exterior, el país se presentó a los Juegos Olímpicos de Beijing con 110 atletas, la delegación más numerosa de su historia. En Londres 2012, aunque con menos deportistas (69), consiguió la segunda medalla dorada en su trayectoria olímpica. Fue ganada por el esgrimista Rubén Limardo. La anterior, había sido lograda en los Juegos de México ’68.

En agosto del año pasado, el joven ministro de Deportes, Héctor Rodríguez, señaló que el ciclo olímpico entre Beijing 2008 y Londres 2012 había sido “el mejor de la historia de Venezuela”, que el potencial de sus atletas era “mayor al que ahorita hemos demostrado” y entre otros anuncios informó que cinco mil atletas habían sido incorporados al Sistema de Seguridad Social. No en vano, la mayoría de los deportistas quedó devastada con la muerte del presidente venezolano. En los últimos días del líder, varios le tributaron su solidaridad en un acto realizado en los alrededores del Hospital Militar Carlos Arvelo. La boxeadora olímpica Kar-lha Magliocco dijo: “Gracias a usted hemos viajado para poner el tricolor nacional bien en alto. Presidente Chávez, el pueblo venezolano está con usted”. La karateca Yoli Guillén y el ciclista Miguel Ubeto también estuvieron presentes.

“Mi presidente, donde quiera que esté, siempre estaré orgulloso de usted. Gracias por apoyarme en lograr el gran sueño olímpico”, escribió en su cuenta de Twitter el esgrimista y campeón olímpico Limardo. “Es difícil enfocarse en el juego de esta noche cuando pasa algo tan triste y doloroso en nuestro país”, comentó el base venezolano de los Hornets de Nueva Orleans, Greivis Vásquez.

Solidario con la familia Chávez, el pitcher Carlos Zambrano se quejó de que cierta gente la ataque: “Tenemos que entender que el presidente tenía una familia. Es un ser humano y es algo triste. Le enviamos nuestras condolencias a la familia Chávez. Sabemos que es un momento difícil. Esto nos cayó de sorpresa”. Sus declaraciones fueron hechas desde Estados Unidos, donde la selección de béisbol venezolana está disputando el Clásico Mundial.

David Concepción, otro beisbolista, pero retirado –un ídolo de los años ’70 que jugó para Cincinnati–, lamentó la muerte: “El presidente Chávez siempre apoyó el deporte y estoy seguro de que los atletas se sienten agradecidos por todo lo que hizo por ellos. Siempre fue un hombre generoso. La noticia me ha dejado consternado”. Luis Sojo, manager del seleccionado, recordó al líder como “un hombre de béisbol” y contó que en el Clásico Mundial de años anteriores “la primera llamada de la mañana era de él y después del partido también solía hacerlo”.

Hasta la escudería Williams de la Fórmula 1, y para la que corre el piloto venezolano Pastor Maldonado, envió un comunicado con sus condolencias. Johnny Cecotto y Rodolfo González, dos corredores de la GP2 Series –el paso anterior a la Fórmula 1–, tuitearon desde Barcelona: “Gracias por su apoyo al deporte venezolano, nunca lo olvidaremos”.

La dirigencia deportiva también expresó su sentimiento y suspendió los torneos hasta nuevo aviso, como hicieron la Federación Venezolana de Fútbol y la Liga Profesional de Básquetbol. En un comunicado, el presidente de la FVF, Rafael Esquivel, y la comisión que preside “expresan sus sentidas palabras de condolencia a la familia del presidente Hugo Rafael Chávez Frías, elevan una plegaria por su eterno descanso y exhortan a la comunidad deportiva en general a guardar el ceremonial y protocolo correspondiente a su alta magistratura”.

Justo ahora, el fútbol en Venezuela pasa por su mejor momento. En las Eliminatorias para el Mundial de Brasil, el seleccionado se ubica cuarto (detrás de Argentina, Ecuador y Colombia) y tiene chances de clasificarse, cuando aún le faltan jugar siete partidos; los dos últimos serán como local ante Perú y Paraguay, los equipos que cierran las posiciones en la zona sudamericana. Chávez, según el vicepresidente de la FVF, Laureano González, “fue el gran impulsor del crecimiento” de una selección que el 11 de octubre de 2011 se dio el gusto grande de ganarle por primera vez en la historia a la Argentina de Messi.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
LIBERO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.