libros

Domingo, 23 de enero de 2011

Un mundo demasiado feliz

Novela ganadora del Premio Letra Sur 2010, Abundancia, de Mori Ponsowy, planea entre el humor grotesco y el drama sobre un mundo abrumado por la publicidad y los efectos más visibles del consumismo.

 Por Martin Kasañetz

En Abundancia –la novela ganadora del Premio Internacional de Novela Letra Sur 2010– sus principales personajes coinciden en un mismo punto: aunque su deseo sea lo contrario, todos están buscando desesperadamente, una manera de continuar con su sufrimiento. Cada uno de ellos parece no encontrar el camino hacia la liberación que los sustraiga del encierro que sus vidas transitan. La protagonista de esta historia es una joven que vive abrumada por los slogans publicitarios con los cuales trabaja y que le generan una sensación constante de alienación, término clásico del marxismo pero aún válido para un mundo agobiado de lugares comunes. Mori –en un claro guiño de la autora, quien busca rozar lo autobiográfico al utilizar su nombre para este personaje– tiene una actividad habitual que consiste en permanecer varios días sin comer para luego darse un atracón y vomitar todo lo ingerido. Además, con un alto grado de provocación personal, en su baño tiene fotos pegadas de modelos que cada día le recuerdan lo imperfecto que su cuerpo puede parecerle y, para completar esta escena tortuosa, comparte su día con una compañera de trabajo llamada Matilde, su opuesto complementario: delgada, bella, fresca y creativa; la elegida por su jefe, por supuesto y que, además, por si hiciera falta, es buena persona.

Abundancia. Mori Ponsowy Editorial El Ateneo 256 páginas

La joven bulímica de esta novela tiene como cabecera los enunciados de un libro del neurobiólogo Robert Sapolsky, que vivió en una tribu de mandriles en Africa y escribió Memorias de un primate. Es así que ella efectúa comparaciones continuas entre su forma de ser y el estudio de las personalidades de los primates, generando memorables momentos de humor grotesco: “También entre mandriles hay los que desde pequeños andan por la vida sin ningún rollo y los que no (...) habría que elegir pertenecer al primer grupo: viven más, son más sanos, y siempre son los que al final terminan gobernando al resto de la tribu. ¿Pero se puede elegir acaso?”.

Por otro lado está el personaje del hidrómano –quizá uno de los más interesantes de esta novela– que acumula, compulsivamente, decenas de envases con agua temiendo un futuro próximo donde todos morirán de sed a causa de una inesperada sequía mundial.

“Fue el primer personaje que se me ocurrió para esta novela. O, mejor dicho, el primer personaje que me vino. Y me vino desde un libro de otro escritor, desde la imaginación de alguien que no soy yo, pero que de alguna manera también soy yo porque en el hidrómano nuestros inconscientes se solapan”, dice Ponsowy.

La autora ha creado –en un bonus track que intenta exceder las páginas de la novela– una web (http://www.abundanciaunanovela.com.ar) en donde el lector puede encontrar capítulos suprimidos, fotos que ayudaron a la creación de personajes, la entrevista completa que hiciera Ponsowy en 2001 a Sapolsky y, también, volviendo a Abundancia una especie de obra multimedia, el audio y las letras de las canciones que la protagonista escucha en varios de los momentos fundamentales del texto.

Mori Ponsowy nació en Argentina y es licenciada en Filosofía. Durante un tiempo trabajó como creativa en varias agencias de publicidad pero al cabo de un tiempo renunció para dedicarse por entero a escribir. Desde entonces ha publicado el libro de poesía Enemigos afuera (Premio Nacional de Iniciación de la Secretaría de Cultura de la Nación y Mención de Honor del Fondo Nacional de las Artes), la novela Los colores de la inmaculada (Premio de Novela de la Diputación de Cáceres, en España), el libro de relatos de vida No somos perfectas y el de entrevistas Mujeres políticas y argentinas (en coautoría con Natasha Niebieskikwiat).

El estilo de esta destacable novela es una voz seca y pausada que juega con la puntuación del texto fluctuando entre la narrativa y la poesía, buscando reforzar ciertas frases con notable éxito. Esta puntuación de frases cortas parece hacer vagar a sus personajes entre los desbordes que los rodean ahogándolos y no permitiéndoles escuchar sus propias necesidades. Abundancia es una novela que habla de parias, de seres solitarios que pertenecen al grupo de los no elegidos por ese azar itinerante que parece ser la felicidad pero que, sin embargo, no dejan de cuestionarse que otra realidad puede ser posible.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR LIBROS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.