libros

Domingo, 18 de septiembre de 2011

Matrimonios y algo menos

Mariana Mariasch explora las variantes del amor y su crisis en el matrimonio, en una novela breve con impronta poética.

 Por Mercedes Halfon

Con un lenguaje que mixtura la especulación propia de la filosofía y la libertad de asociación de la poesía, Marina Mariasch construye una nouvelle que tiene como tema el amor, observado desde el lugar de la crisis, esto es, el matrimonio. Mariasch escribe sobre el amor en muchas de sus formas, ubica el eje en la pareja, pero se ramifica hacia otras aristas del asunto: la maternidad, la seducción, la soltería, la autovaloración, el espacio que tiene en la sociedad contemporánea. Ensayo, novela, prosa poética, El matrimonio esquiva las clasificaciones genéricas fijas, tomando apuntes de cada una.

Mariasch acude para su trama a un imaginario antiguo y urbano a la vez. El matrimonio aparece como esa unidad primordial, en la que la mujer es la bruja que se mueve en la noche, que revuelve las pociones mágicas, que conoce las especias. El hombre, por su parte, es el guerrero que se templa en tempestades y se prueba en el bosque. Pero estos roles atávicos mostrados con una lírica personal y compleja se erigen para dar cuenta de los malestares de hoy. Escarbando en cada uno de sus personajes con una curiosidad casi antropológica, Mariasch los deja ver en sus ribetes más incómodos. La esposa escucha el sonido de cadenas a su paso y el marido renuncia a la aventura que soñó, se esconde de su realidad tras las imágenes fantásticas de un cine.

Y si hablamos de amor en un entorno urbano, San Valentín no podía faltar. Cifra empalagosa si las hay, es utilizada para dividir al mundo como un gran partido entre solteros y casados, entre enamorados e infelices. Ese idílico día en que todos los significantes amorosos salen a la luz, para corroborar la ineficacia de muchos de sus presupuestos. Otras citas al amor aparecen en la carta de San Pablo a los corintios y algunas referencias clásicas, pero sin llegar al pastiche cultural. Se trata de una exploración de la cuestión amorosa que tiene fundamento en el lenguaje y por eso se apela a imágenes preexistentes en la cultura.

La deriva del texto ronda permanentemente la idea de un hogar. Siendo éste el elemento medular de lo que habitualmente se entiende como costumbrismo, es negado en la novela como dato real, y se deja ver sólo como elipsis, clima, paisaje. El hogar en El matrimonio es la clave de su extraña narración: con él la protagonista se sostiene y de él huye; a veces es mostrado como un árbol, otras como una cueva, o como una torre con nombre elegante en un barrio residencial.

Con una carrera construida en la poesía, la traducción y el periodismo cultural, Mariash apela en este trabajo a todos sus oficios, pero especialmente al primero de ellos. Como una amplificación, una extensión en el tiempo de sus preocupaciones en el terreno de la lírica, El matrimonio es una pieza única, bella, que funciona como una luz negra rebotando en el interior de las paredes de una casa familiar. Así aparecen sus sombras transfiguradas, sus perfiles agudos, sus fosforescencias.

Compartir: 

Twitter
 

El matrimonio. Marina Mariasch Bajo la luna 59 páginas
 
RADAR LIBROS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.