libros

Domingo, 27 de abril de 2003

Orgullo patrio

por M. de A.

En un gesto festejado como “recuperación del patrimonio cultural argentino”, se presentaron las Obras Póstumas de Juan Bautista Alberdi en la Feria del Libro, editadas por la Universidad de Quilmes en 16 volúmenes para la Colección “La ideología argentina”. En la presentación estuvieron Oscar Terán, director de la colección, Natalio Botana, Gregorio Weinberg, y el historiador Jorge Myers. Para Oscar Terán, los textos alberdianos son “fundadores de la nacionalidad”. Cuenta Terán que Juan Bautista, como precursor de Kafka, en su momento dudó si debía dejar estos escritos para la posteridad o si era mejor dejar que el fuego los consumiera; sólo en su último testamento aceptó su publicación. Terán también se encargó de dar cuenta de algunas de las contradicciones que los textos evidencian (y tal vez de todos sus hijos liberales): acepta la decisión de las masas, pero las subordina a la conducción de las minorías brillantes; es un “feroz modernizador” pero puede entender y hasta defender usos y costumbres de la tradición. Según el presentador, Alberdi tiene otras cualidades (que pueden inquietar): “amante de la cultura europea, pacifista y antiestatalista; con arrebatos monárquicos conservadores”. A su turno, Natalio Botana sostuvo que una de las mejores virtudes de Alberdi es su prosa transparente. Y señaló que los libros presentados constituyen “un diálogo sostenido y solitario del pensador consigo mismo” y “un ejercicio de las obsesiones de Alberdi, que vuelve siempre sobre los mismos temas”. A pesar de que a los “hijos” de Alberdi, esos liberales con patria, les ha gustado coquetear (y más) con los gobiernos militares del siglo XX, Botana asegura que Alberdi “sentía repugnancia de la República militar, en términos romanos, de la República forjada en torno de la virtud militar”. El historiador Jorge Myers sacó, un poco, los pies del plato al asegurar que “los 16 libros póstumos son el taller del pensamiento del escritor, como los Cuadernos de la cárcel de Antonio Gramsci”. Por último, para Gregorio Weinberg, esta colección de escritos es un “acontecimiento editorial importante, porque se trata de una obra orgánica, punto de la argentinidad y aporte de gran trascendencia cultural, en momentos que asistimos hoy a la posibilidad de refundar la República. No tenemos que dejarnos engañar por la hojarasca electoral y volver a lo profundo”. Eso.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR LIBROS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.