libros

Domingo, 1 de noviembre de 2015

VIOLETA GORODISCHER

LOS INCONFORMISTAS

Los cuentos de Sueños a 90 centavos de Violeta Gorodischer están protagonizados por mujeres, parejas y hasta mascotas enclaustradas en un clima de inconformismo, en transición hacia lo incierto. Diez textos en busca de un tono que refleje la íntima potencia de lo que no se rinde.

 Por Violeta Serrano

Te pasa lo mismo. Pero a la vez, no. Porque el escenario es distinto. Porque cada vida tiene un sufrimiento único e irrepetible. Y a la vez todo es tan terriblemente similar que aburre y, si lo hace, la vida deviene pura monotonía y entonces, ¿cuál es su sentido?, ¿dónde está la autenticidad que nos prometieron?, ¿no nacimos para ser únicos, para convertirnos en alguien, para ser exitosos tanto en la vida familiar como en la profesional o, al menos, en uno de los dos ámbitos?

Violeta Gorodischer cabalga por personajes que tiritan frente a la falta de consecución de los sueños que el contexto en que crecieron les había ayudado a construir como metas irrenunciables.

Tener todas las posibilidades para triunfar y no hacerlo puede ser un peso demasiado amargo para cualquier joven cuya principal preocupación no consiste en saber qué va a comer mañana sino en discernir cuál es realmente su razón de vivir, su felicidad, su victoria en la lucha contra la falta de intensidad continua. La tercera obra de esta autora argentina que viene del periodismo, retrata con un corte seco y frío los dramas cotidianos de la clase media porteña cuyo rasgo fundamental se basa en el inconformismo. En este caso, no a nivel político o social –por voluntad propia, en estos cuentos los contextos de ese calado funcionan únicamente como herramientas para redondear la psicología de los distintos personajes–, sino con una base pura y profundamente centrada en contradicciones y dramas íntimos. Cada personaje está formado por un sueño roto, por un mandato, interno o externo a sí mismo, que no consigue cumplir de forma óptima y completa. Seres en lucha contra la naturaleza, desde al menos tres puntos de vista: el de la vejez, como Antonio, un hombre que se niega a caminar hacia la muerte y a asumir que ya no tiene poder sobre nadie; el de la maternidad, con un crisol de mujeres que caminan por estas páginas sin saber muy bien cómo sentirse respecto de su deseo de ser madres o la falta de él; y el del sexo, con una serie de parejas que parecen perdidas y opacadas cuando el desenfreno y las ganas de amarse como si fuese la vez primera se debilitan y la construcción del amor tibio nunca parece suficiente generando un desencanto cotidiano que pareciera instalarse para nunca expirar.

Ganadora del premio del Fondo Nacional de las Artes en 2013, Sueños a 90 centavos es el correlato del trabajo que Gorodischer venía realizando con sus dos obras anteriores. La primera, Los años que vive un gato, novela publicada en 2011 en el sello que ella misma llevó adelante, Tamarisco, es un bildungsroman en el que, como ocurre en este último texto, muchos querrán ver un transfondo autobiográfico. Y lo hay, seguramente, pero Gorodischer no lo asume como un error o un sesgo que ocultar por temor a ser juzgada, al contrario, entiende que la cotidianidad del escritor, su vida real, sus contextos, se cuelan inevitablemente en la obra y no hay problema alguno en ello. Sin ser protagonista confesa de ninguno de los cuentos de esta última publicación sí pueden deducirse ciertos desdoblamientos, tamizados por una huida persistente del uso de la primera persona. La autora, además, se permite jugar con sutiles repeticiones de detalles o efectos que coloca en distintos relatos para que un lector atento subraye la unicidad del conjunto. Así también, la huella de su anterior trabajo, las crónicas publicadas en Emecé en 2012 bajo el título Buscadores de fe, tienen acá su eco en el cuento “Exilio naturista”. Gorodischer consigue que cada uno de los diez relatos que constituyen este libro tengan una potencia íntima. Ella esculpe cada retrato vital en hielo congelando una suerte de presente puro en el que, por otro lado, no deja de permitirse ciertos toques de humor, como el final del cuento que da título al libro: una sublime reapropiación contemporánea de la fábula de Esopo que versa sobre los peligros de la excesiva ambición.

Compartir: 

Twitter
 

Sueños a 90 centavos. Violeta Gorodischer Seix Barral 187 páginas
 
RADAR LIBROS
 indice
  • Nota de tapa> Giorgio Agamben
    VIVIR SU VIDA
    Heredero de una tradición que reconoce en Foucault su faro y en Heidegger su educación...
    Por Mariano Dorr
  • ANIBAL JARKOWSKI
    LA REVOLUCIÓN ES UN SUEÑO ETERNO
    Por Jorge Consiglio
  • VIOLETA GORODISCHER
    LOS INCONFORMISTAS
    Por Violeta Serrano
  • ERRI DE LUCA
    EL QUE NO CREE
    Por Gabriel Bellomo
  • ENTREVISTAS > ELISABETH ROUDINESCO
    A USTED QUÉ LE PARECE
    Por Juan Pablo Bertazza

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.