libros

Domingo, 21 de septiembre de 2003

FORO DE EDITORIALES AUTOGESTIONADAS

El futuro

Las editoriales independientes, autogestionadas o alternativas son cada día más porque las nuevas tecnologías vuelven más tangible el sueño del sello propio. Reunidos en Córdoba, los jóvenes editores debatieron sobre el futuro de sus pequeñas empresas y sus sueños.

por Gustavo Pablos, desde Córdoba

Entre el 8 y el 13 de septiembre se llevó a cabo en el Centro Cultural España Córdoba (en el contexto de la Feria del Libro mediterránea) el encuentro “Papel de Armar (Foro de Editoriales Autogestionadas)” con la presencia de grupos de Córdoba, Buenos Aires, La Plata y Bahía Blanca. Durante seis días se sucedieron (gracias al esfuerzo combinado de la institución organizadora y de la revista virtual Fe de Rata, bajo la coordinación general de Ricardo Cabral, Luciano Lamberti y Federico Falco) conferencias, mesas redondas, talleres y se difundieron e intercambiaron catálogos y propuestas. Algunos participantes, como Eloísa Oliva y Daniel Martínez, leyeron fragmentos de obras literarias, y otros realizaron intervenciones adaptadas al clima y las particularidades del lugar: como la videoinstalación de Paula Gaetano, el trabajo conjunto de los escritores y artistas visuales Guillermo Daghero y Leticia El Halli Obeid (con lecturas y proyección de video) y el recital de Gabriela Bejerman.
El día lunes se debatió sobre uno de los ejes del encuentro, “Alternativas al Mercado Editorial Mainstream”. En las jornadas siguientes la discusión giró sobre aspectos puntuales como “Problemas de distribución”, “Papel de la crítica especializada respecto de las editoriales autogestionadas” y “Virtualidad vs. Papel”.
El encuentro reunió a publicaciones de poesía o de narrativa (Siesta, Vox, Belleza y Felicidad) y a otras de interés general (El Ojo con Dientes, El Pasajero); a proyectos en papel y a otros desarrollados en Web (Fe de Rata, Killerjuanita), además de los que utilizan los dos soportes (Terraza); a emprendimientos periodísticos (Juliana Periodista), como a los vinculados al universo de la historieta o al fanzine (La Productora, Llanto de Mudo); a quienes tienen una rigurosa selección editorial, pero también a los que muestran una actitud más libre. Entre los convocados se pudo percibir necesidades y expectativas comunes, como también divergentes, pero la convicción de organizadores e invitados –a lo que se debe sumar el entusiasmo del público por una propuesta diferente y necesaria– hizo que el evento cubriera las expectativas que había despertado.

Pequeño no es pueril
Una de las inquietudes que articuló las presentaciones y las discusiones fue la pregunta por el estatuto de los pequeños editores: ¿Alternativos? ¿Independientes? ¿Paralelos?. Si bien las definiciones pueden ser una exigencia institucional, la pluralidad de experiencias parecería sugerir que es inútil exigir una seña de identidad o una etiqueta. Las historias de estos pequeños editores nos enseñaron que pocas cosas pueden definirse con anterioridad, y que la norma principal es la muchas veces escuchada “se hace camino al andar”. Por eso, cada editorial o publicación (salvo unos pocos casos) refleja una metodología que no se desprende de un concepto rígido, sino de una adaptación permanente a las nuevas condiciones materiales y las demandas del público que supieron crear.
A la hora de presentar semejanzas es necesario hablar de la autogestión, la utilización de materiales de bajo costo, la distribución informal y la creación de un catálogo con nombres que, en muchos casos, no han publicado en editoriales comerciales (a pesar de que la vitalidad y el valor de sus obras merezcan una circulación igualmente amplia). Pero también es necesario extender esa semejanza a cuestiones más sustanciales: la necesidad de generar una alternativa a la fuerte concentración del mercado editorial y el deseo de promover, generar y sostener un circuito completo (de distribución, espacios de encuentro y crítica) que legitime y refuerce la labor de los editores.
Esto, en parte, fue lo que se logró en el último día, ya que, como corolario del encuentro, se acordaron algunos puntos que quizás logren darle trascendencia a este evento puntual. La realización anual del foro en la misma institución, la creación de un sitio en Internet para desarrollar un programa común y, principalmente, el desarrollo de una red alternativa de distribución (con las editoriales que estuvieron presentes y otras que quieran sumarse).

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR LIBROS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.