libros

Domingo, 20 de enero de 2008

NOTICIAS DEL MUNDO

Todo concluye al fin

François Nourissier, el veterano jurado y ex presidente del Goncourt que decidió alejarse por estos días del premio más castigado de Francia, explicó en una rara entrevista concedida a Le Figaro las razones de su alejamiento. “Me voy como quien no quiere la cosa. Las discusiones de la Academia demandan una energía que a esta edad, y dado mi estado de salud, ya no tengo más.” Cuando se le preguntó cuál de los jurados fue el que más lo marcó, nombró a Hervé Bazin por ser maníaco y extraño. Por su parte, el libro premiado que más lo satisfizo fue Ingrid Caven de Jean-Jacques Schuhl, un escritor “también raro”. La cosa se puso un poco más interesante cuando el periodista le preguntó de qué se arrepentía durante los treinta años que integró el Goncourt: “De no haber premiado nunca a Houellebecq. Una vez fuimos recibidos por el presidente Chirac, que me reprochó haberlo defendido a Houellebecq, un escritor inflado, según sus palabras. Yo le repliqué que no era su rol tomar partido de eso, y en ese encuentro llegué a brindar por Michel Houellebecq”. Con respecto a cómo ve el futuro del Goncourt, Nourissier se mostró optimista: “Cada año predicen su muerte y todos los años la novela premiada es sensación en todos los diarios. La academia Goncourt tiene al menos una ventaja: mantiene viva la literatura”.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR LIBROS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.