libros

Domingo, 3 de julio de 2011

NOTICIAS DEL MUNDO

Shakespeare apasionado

Además de haber usado el arito más cool de la historia de la literatura, William Shakespeare podría haber sido cocainómano y amante del fumo. Al menos ése fue el resultado que arrojó una investigación llevada a cabo por un grupo de investigadores sudafricanos, liderado por el antropólogo Francis Thackeray, director del Instituto por la Evolución Humana de Johannesburgo. Tan convencidos están de esta idea que, incluso, pidieron formalmente a la Iglesia de Inglaterra exhumar el cuerpo del notable dramaturgo y poeta de Stratford. Las pruebas de las adicciones de Shakespeare estarían, según explicaron, en diversas pipas encontradas en el jardín de su antigua casa. “Si, al exhumar su cadáver, encontramos surcos en sus caninos e incisivos esto podría ayudarnos a demostrar que Shakespeare masticaba cocaína además de fumar marihuana. Nuestro sueño es publicar un estudio definitivo sobre su obra en 2016, cuando se cumplan 400 años de su muerte”, expresó Thackeray.

Compartir: 

Twitter
 

 
RADAR LIBROS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.