m2

Sábado, 26 de abril de 2008

EL PUENTE TRANSBORDADOR NICOLáS AVELLANEDA

Por La Boca

 Por Matías Gigli

Desde la Fundación x la Boca están trabajando con una meta clara: tener el puente transbordador Nicolás Avellaneda y sus cabeceras terminadas para el festejo del Bicentenario. Esta idea servirá para impulsar el desarrollo turístico y económico del barrio, y ya la pusieron en sintonía con la vicejefa de Gobierno.

La Boca necesita de programas de revitalización con un plan de etapas, pero además requiere de un elemento que simbolice su potencial. Antolín Magallanes, director ejecutivo de la Fundación, lanzó varios programas de acción. Uno, el Navegaciones, aborda el Riachuelo y su problemática y es coordinado por Gladys Arca. El programa Boquita Pintada toma la recuperación de fachadas y protección del entorno urbano para poner en valor, tutelar el patrimonio cromático de la ciudad y difundir el potencial del patrimonio edilicio. Desde este programa se toma el equipamiento urbano, la iluminación, las veredas y las barandas, estudiando el resguardo patrimonial edificado, la seguridad urbana, la concientización y la educación barrial del patrimonio juntamente con las relaciones interinstitucionales que desde la fundación se llevan adelante. En este equipo trabajan Carlos Santa Cruz, Eduardo Cerretini y María Nosiglia.

En el Proyecto Puente, trabajan la Fundación x La Boca y el ICOMOS Internacional. Su vicepresidente, Carlos Pernaut, tramita su incorporación a la lista de los cinco puentes de interés de la humanidad. Desde su inauguración en 1914, el trasbordador unió peatonal y vehicularmente a La Boca con la isla Maciel y es importante que lo siga haciendo. La necesidad de nuevos vínculos que faciliten el cruce del río es un tema prioritario y el proyecto del puente Roca-Patricios, actualmente en curso licitatorio, se concentra en eso.

El puente histórico servirá de ícono y punto de atracción para lograr que los turistas que llegan diariamente al barrio puedan ampliar su recorrido.

El impulso que recibirá La Boca con el tren eléctrico anunciado requiere de un correlato patrimonial. Son muchos años de abandono y de falta de miradas comprometidas, pero La Boca sigue siendo un lugar de la ciudad infaltable, y el puente transbordador es un monumento que tiene que volver a estar en movimiento.

Compartir: 

Twitter
 

 
M2
 indice
  • Nota de tapa> Nota de tapa
    Del otro lado del mostrador
    Los desarrolladores del hotel dan su versión de la historia que terminó con la quinta en ruinas.
    Por Sergio Kiernan
  • OTRO HOTEL
    El Metropol, desguazado
    Por Sergio Kiernan
  • EL PUENTE TRANSBORDADOR NICOLáS AVELLANEDA
    Por La Boca
    Por Matías Gigli
  • CON NOMBRE PROPIO
    Lagranja
    Por Luján Cambariere

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.