m2

Sábado, 30 de mayo de 2009

El agua como espacio público

 Por Matías Gigli

El concurso de ideas para el área adyacente a la pista nacional de remo y canotaje en Tigre fue ganado por el estudio AFRA, de Saturnino Armendares, Pablo Ferreiro y Joaquín Leunda, asociados con Roberto Dufrechou y Andrés Gómez, con el equipo de proyecto de Valeria Trotelli, Griselda Balian, Hernán Landolfo, Alejandro Camp, María Eugenia de Loredo y Yanina Novotny. El concurso generado desde el Capba Distrito IV y la SCA busca modificar la típica función de Tigre de intercambio turístico de fin de semana y producción vinculada al río.

Así, se propuso un Parque del Humedal para un sector deprimido que conforma un sector interior, con programas y estructura de un parque de agua con especies autóctonas. Es un territorio inundable que el proyecto potencia al ponerlo de manifiesto. El recorrido se organiza a partir de una pasarela de madera que atraviesa un ámbito interior rodeado de especies acuáticas y palustres, conectando programas que generan una variedad de ambientes, cada uno con tipos particulares de vegetales.

El pabellón del agua es un museo público con todas las referencias a la cultura del río, e incluye plazas flotantes de aromáticas, lugares de descanso, un observatorio, un espacio de observación de especies y del cielo nocturno. Se completa con espacios interiores materializados con nidos de mimbres, a modo de ámbitos de sombras y de grandes glorietas.

Al parque se accede por la rotonda del centro de entrenamientos, y el recorrido remata en la otra propuesta, el Tigre Arena, un paseo que permite apreciar una enorme variedad de especies de vegetación acuática, flotante y sumergida, compuesta de camalotes, espadañas, pajas bravas y totoras, entre otras. Los bordes, colonizados por juncos, se conforman de las diversas especies de autóctonos, árboles de madera blanda y rápido crecimiento como el sauce, el timbo y el ceibo, y en algunos sectores se forman colonias de palmera pindo, como puntos más altos y diferenciales de la mata selvática que caracteriza los bordes.

La Arena tiene capacidad para 12.000 espectadores y busca completar la escasa oferta en la ciudad de ámbitos masivos para espectáculos y deporte. El Tigre Arena se ubica como pieza estructurante y significativa del proyecto, y remata el eje del parque expandiendo a partir de una enorme planchada, creando una gran explanada como escena exterior.

Por sus mismas características y por sus usos futuros, el lugar incluye un área hotelera, además de oficinas y áreas de servicios propias.

Los programas comprenden 40.000 metros cuadrados, un 35 por ciento del área total. El resto comprende el parque, estructurado en dos sectores de características bien diferenciadas y complementarias que se suman a la tradición de acceso al agua del municipio. Una franja lateral a la pista de remo, que continúa la tradición de borde del río –como la existente a la vera del río Tigre en el centro histórico– extiende una forma de apropiarse de las costas: un mantel, sombra, un picnic.

Ambos sectores se vinculan a través de diversas conexiones y se complementan en dos sectores que ponen de manifiesto las dos maneras con las que el municipio se vincula con el río tradicionalmente: desde una forma racional, con actividades productivas (deporte, comercio) y de una manera natural y sensible, con el medio soporte como una cultura diferencial que expresa un carácter único en el área metropolitana.

Por último, si bien las bases son explícitas respecto al área de intervención, entendemos que sería valioso para la estructura del conjunto, que la lógica de parque lineal de borde pudiera llevarse a la otra margen, poniendo la pista de remo en el centro del ámbito, y usando ambas márgenes como territorio de la intervención y escena urbana.

Compartir: 

Twitter
 

 
M2
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.