m2

Sábado, 15 de enero de 2011

Una casa sustentable

 Por Matías Gigli

Bárbara Berson ganó el concurso nacional de “La casa sustentable” con una propuesta para una vivienda implantada en Posadas, Misiones. La ganadora, permanente participante en concursos de arquitectura y socia en estos temas de Horacio Sardín, Valeria del Puerto y Roberto Frangella, ya ganó con ellos la Facultad de Coro y Música de San Juan y el Pabellón del Bicentenario de Buenos Aires. Ahora gana este concurso de forma individual, demostrando su sensibilidad por los temas de vivienda con un perfil bioambiental.

El concurso –organizado por el Distrito II del Colegio de Arquitectos de la provincia de Buenos Aires y auspiciado por la Fadea– contó como promotor con la Asociación Argentina de Poliestireno Expandido y con el apoyo de Librería Técnica CP67 y la Asociación Argentina del PVC. Las bases especificaban ubicar en una parcela de 20x45 metros una casa de 180 metros cuadrados como mínimo y 240 como máximo, destinada a una familia tipo. Sobre esta normativa, los participantes pudieron tomar la decisión de elegir dónde implantar su proyecto. Berson realizó el análisis del clima en Misiones y detectó que la temperatura efectiva en días típicamente cálidos de verano supera los 26,3 grados.

Por tanto, Posadas se encuentra en la zona 3, momento del año donde se propone en su propuesta utilizar “ventilación cruzada”, ya que las temperaturas superan el límite máximo de confort admisible. Con la ventilación cruzada se logra en las personas una sensación de refrescamiento, aumentando la evaporación de humedad de la piel.

En los meses de otoño y primavera, durante el día, la temperatura y humedad se encuentran muy cerca de la zona de confort. En los meses de invierno, la implantación se encuentra en la zona 7, y se requieren sistemas solares pasivos, buena orientación de los principales locales y una atendible aislación térmica. La vivienda busca conectarse fuertemente con su entorno, de modo que cada decisión a la hora de diseñar contempla y da respuesta a cada uno de los problemas de su emplazamiento.

El proyecto contempló los siguientes criterios bioambientales:

1. Fragmentación de la vivienda, debido a que la casa se encuentra en un clima cálido, se la divide generando de esta forma más espacios con conexión a las brisas que refrescan la vivienda, lo que favorece la corriente de aire en el interior de la casa.

2. Ventilación cruzada.

3. Orientación Norte-Sur.

4. Volumen elevado para que las brisas puedan llegar a refrescar ambos volúmenes.

5. Muros y cubiertas aislados, con sobretecho en los dormitorios para atraer las brisas y proteger a las habitaciones del sol.

6. Aleros reguladores, para administrar mejor el ingreso de luz solar.

7. Espacios exteriores de sombra, con una pérgola recorriendo la casa longitudinalmente.

8. Cubiertas recolectoras de agua de lluvia para la pileta y riego.

9. Cubierta con colectores solares.

10. Huerta.

Compartir: 

Twitter
 

 
M2
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.