m2

Sábado, 21 de mayo de 2011

La ampliación del Roffo

 Por Matías Gigli

Desde que ganó el concurso de anteproyectos que la Sociedad Central de Arquitectos organizó en diciembre, Silvia Batlle Planas junto con los arquitectos del equipo de proyecto Federico Stilman y Sebastián Gentini, siguieron trabajando y perfeccionando el proyecto para la ampliación y remodelación del Instituto Angel H. Roffo. Ahora se está a punto de firmar el contrato que los vinculará con las autoridades del Instituto perteneciente a la Universidad de Buenos Aires.

Se trabajó en la adaptación de la propuesta original junto con los médicos. En la siguiente etapa se documentará el proyecto para licitarlo antes de fin de año, con una partida proveniente del Ministerio de Planificación Federal. Se trata de un conjunto de edificios aislados, como todos los grandes hospitales de Buenos Aires, que tiene una añosa forestación constituida por largas filas de plátanos que con el paso de los años adquirieron dimensiones especiales y que desde el proyecto se trata de preservar de modo extremo.

El Roffo se ubica en una parcela de forma triangular entre las avenidas San Martín, Francisco Beiró y Nazca. Estas vías son de gran circulación y conforman una suerte de isla, separada hacia el sur de la trama barrial contigua y hacia el noreste, donde se constituye en el remate de un área verde mayor al vincularse con la Facultad de Agronomía y Veterinaria, y el Club Arquitectura.

Vinculando las funciones del Instituto con los jardines en todos los ámbitos posibles es que el proyecto potencia la situación de mejoramiento de los espacios del instituto vinculando el gran pulmón verde con el sistema hospitalario en especial con las salas de espera, halles y expansiones hacia los jardines y patios que aporten un respiro a la gran cantidad de locales cerrados.

El sistema circulatorio otorga conectividad al conjunto diferenciando circulaciones públicas de las técnicas, aportando nuevas zonas de incumbencia tanto de pacientes y sus familiares como de personal médico y paramédico. Materializando a través de galerías dimensionadas según la afluencia de público desde San Martín hacia Beiró. Por otro lado, propone accesos de público por San Martín, un acceso de proveedores, guardia y personal por Beiró, un ingreso controlado para el sector de la morgue y dos ingresos para estacionamientos.

La intervención contará con una ampliación que se desarrollará en tres edificios con funciones de las que carece el Roffo o que deben ser reubicadas. Un edificio sobre San Martín hará de ingreso al conjunto y alojará los servicios de mayor afluencia de público, que son la consulta ambulatoria programada, diagnóstico por imágenes, terapia radiante, dirección administración, confitería, información y cómputos. Otro edificio sobre Beiró será ingreso de proveedores. Y un tercero alojará el centro quirúrgico, ubicado en dos subsuelos para no alterar los jardines y cerca de los servicios con relaciones funcionales directas. Además se realizarán ampliaciones en pabellones existentes, con patios ingleses para mitigar el impacto de las nuevas construcciones.

Compartir: 

Twitter
 

 
M2
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared