m2

Sábado, 8 de octubre de 2011

El libro del patrimonio edificado

La Secretaría de Cultura de la Nación presentó el primer tomo de una serie de cuatro que cataloga el patrimonio arquitectónico del país. El libro es espléndido y tiene doble función: conmemorar el Bicentenario y servir como “instrumento” para futuras políticas de preservación. Este último aspecto fue subrayado por el secretario Jorge Coscia, consciente de que libros hay muchos pero políticas coherentes no tantas.

La obra fue dirigida en lo académico por Ramón Gutiérrez y Alberto Petrina, y fue coordinada por Sergio López Martínez. Este primer tomo arranca en 1810 y llega a 1880, con lo que naturalmente toma muchos edificios en rigor coloniales que siguen entre nosotros. Para hilar el tema, el libro abre con ensayos históricos de la evolución arquitectónica del siglo 19 en Argentina, y los antecedentes prehispánicos, coloniales y del nuevo país.

Pero para quien no sea especialista, aunque sí enamorado, el caramelo es la gráfica del tomo. Aquí hay planos y acuarelas, vistas y pinturas, fotos de época y actuales. Así se ven cabildos y capillas, templos y residencias, postas y estaciones, junto a teatros, aljibes y los primeros “palacios” argentinos, unánimemente italianizados. Sabiendo el ritmo al que demolemos todo por aquí, hasta es sorprendente ver el parque de caserones anteriores a 1880 que todavía nos queda en el país.

Los volúmenes siguientes tomarán las bandas de 1880 a 1920, 1920 a 1960 y, casi provocadoramente, de 1960 a 2010.

Compartir: 

Twitter
 

 
M2
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.