m2

Sábado, 26 de noviembre de 2011

Innovadores sustentables

Esta semana se presentaron los ganadores del concurso Creer crear, de American Express. Ideas con potencial que se transformaron en realidad.

Muchos sostienen que todos tenemos un don en esta vida. Aunque lamentablemente no todos llegan a desarrollarlo. Promediando el año y en el marco de la campaña Libere su potencial, American Express lanzó el concurso de emprendimientos Creer crear para las categorías Diseño Sustentable, Nuevas Tecnologías y Social.

De la mano de la Fundación Endeavor, se propusieron identificar justamente a emprendedores innovadores y con potencial. Esas personas que luchan por llevar sus ideas a cabo contra viento y marea, que le ponen a la vida la mejor actitud, empeño, trabajo y, por qué no, quizás el condimento fundamental, altas dosis de sueños, para proveerlos de apoyo estratégico y financiar parte de éstos para que pudieran concretarlos.

De cinco seleccionados en cada categoría, los mentores-jurados (Luján Cambarière en la categoría Diseño, Martín Migoya, Cofundador y CEO de Globant en Nuevas Tecnologías, y por la categoría Social, Mirna Szulmajster, directora ejecutiva de la Fundación Tzedaká) debían elegir dos que fueran al voto de la gente a través de Internet.

“Es un orgullo para nosotros poder habernos inspirado en nuestra campaña para cumplir los proyectos de la gente, quienes serán nuevos ‘potencialistas’ que podrán concretar sus ideas. Además, con su apoyo, Endeavor impulsa la transformación de emprendedores talentosos e innovadores y con potencial de crecimiento para agilizar la dinámica de la creación de nuevas empresas”, comentó Evelin Thesing, gerenta de Marketing, Publicidad, Comunicaciones e Interactive de American Express.

Es que según los datos de un estudio realizado por la empresa en 2010, el 15 por ciento de los argentinos ya es potencialista y el 34 aspira a serlo. Por lo que, promoviendo estas historias de éxito y generando iniciativas de impacto masivo, intentan contribuir al desarrollo de la cultura emprendedora, inspirando a las próximas generaciones a liberar su potencial.

De las dos propuestas seleccionadas para competir por el premio, la más votada por la gente fue la de la parrilla descartable A punto!, de César Emmanuel Scianca. Este estudiante de diseño industrial de la Universidad de La Plata se propuso darle otra vuelta de tuerca a la pasión argentina del asado creando un producto que siga fomentando uno de nuestros más genuinos rituales en cualquier circunstancia. El punto de partida fue un trabajo práctico para la universidad, del cual surgió el primer prototipo de una parrilla de cartón corrugado con capacidad para asar dos kilos de carne, donde comen aproximadamente cuatro personas.

Gracias al certamen, Scianca pudo mejorar el prototipo y analizar cómo este producto puede insertarse en el mercado. Entre algunas de las modificaciones que se le hicieron al proyecto inicial, está la estrategia de vender la parrilla juntamente con una bolsa de carbón vegetal y apelar, sobre todo, a la comunicación. De esta manera, se buscó presentar al producto como una solución total para quienes tengan ganas de hacer un asado fuera de su casa.

Por otra parte, su competidor, la compostera Compa!, si bien no se alzó con el premio por diferencia en los votos de la gente, demostró ser también un proyecto interesante sobre todo teniendo en cuenta que además de apoyar el aprovechamiento de los residuos orgánicos lo hace desde una propuesta adaptable a todo tipo de viviendas y lúdica. Sus autores, el trío de diseñadores conformado por Lucía Martínez, Darío Mercuri y Pablo Bianchi apunta a crear este hábito en la ciudad, en casas pequeñas o departamentos y además a que funcione como material didáctico para las escuelas permitiéndoles enseñarle a los más chicos, donde se cuece nuestro futuro, sobre el cuidado del ambiente. Una buena idea, además, si tenemos en cuenta que en nuestro país no existe la recolección diferenciada de residuos, por lo que el compostaje hogareño se presenta como una excelente alternativa. Reduciendo a la vez la cantidad de desperdicios generando humus, un abono orgánico y natural.

“Desde lo cultural, el producto se integra al entorno como un elemento más del equipamiento, con valores estéticos propios. Desde lo tecnológico, aplicamos una mirada local sobre la sustentabilidad, utilizando recursos ingeniosos, minimizando los condicionantes del medio. Resolvimos el producto principalmente con semielaborados (caños plásticos) que reducen la necesidad de matrices (sólo se usa una para las bandejas que vinculan el conjunto) permitiendo acotar los recursos necesarios para desarrollarlo”, rematan.

En la categoría Social, los ganadores fueron Jorge Araujo, Manuel Castellanos y Nicolás Araujo por [email protected], un proyecto que busca incorporar al mercado laboral a personas con discapacidad mediante el teletrabajo. Y en Nuevas Tecnologías, Mariela Sporn por RealRef, la primera comunidad laboral online de Latinoamérica de referencias de empresas basada en las opiniones de los empleados y ex empleados.

Compartir: 

Twitter
 

 
M2
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.