m2

Sábado, 30 de marzo de 2013

Adoquines y comuna

La Defensoría del Pueblo de la Ciudad acaba de abrir un nuevo nicho en materia de intervenciones con la primera recomendación dirigida a una comuna porteña y no, como es necesario una y otra vez, al Ejecutivo. El tema surge de una presentación realizada por el vecino Hugo Tornese ante el defensor adjunto Gerardo Gómez Coronado. Tornese teme, con buen fundamento, que el gobierno porteño levante el adoquinado de su calle Gurruchaga, entre Warnes y Corrientes. Gómez Coronado mandó a su equipo, liderado por la arquitecta Laura Weber a esa zona de Villa Crespo para ver qué pasaba en la vecindad del conventillo de La Paloma y la iglesia de San Bernardo Abad. El adoquinado todavía está en su lugar en esas cuadras viejas, junto al arbolado y bastantes edificios de época, con lo que el defensor adjunto le dirigió una nota al presidente de la Comuna 15, Ignacio Crevena, para que cumpla la ley 65, que protege los adoquinados. Gómez Coronado le da 30 días para que comunique qué medidas va a tomar para el mantenimiento y puesta en valor del pavimento histórico de esas cuadras de la calle Gurruchaga.

Compartir: 

Twitter
 

 
M2
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.