m2

Sábado, 22 de febrero de 2014

Ecologías

El diseño de una “no marca” por la española Natalia Morales
Tosar y la indumentaria de plástico reciclado del mar por el archifamoso Pharrell. Jóvenes en acción.

 Por Luján Cambariere

En Barcelona, la novel diseñadora gráfica Natalia Morales Tosar decidió jugársela para su tesis de carrera y para mostrar al mundo participando en concursos de diseño (como el de la reconocida plataforma Gráffica) una “no marca” donde el producto es el protagonista. En Estados Unidos, una empresa recicla plásticos recogidos en el océano (inquietante tema, empezando por la isla de desechos en el Pacífico), auspiciados nada menos que por el hitazo del momento, el músico Pharrell Williams, su sponsor y director creativo.

No logo

Unico es el nombre con el que Morales Tosar bautizó a una tienda de orgánicos diferente, en la que el protagonismo lo tiene más el producto que la marca. El establecimiento, que establecería su primera sede en Barcelona, nace de la nueva movida de comercios y las cooperativas de alimentos donde se pueden adquirir alimentos biológicos y específicos, rescatando el concepto de tienda de alimentos “a granel” donde predomina la calidad/precio del producto frente a la marca. Siguiendo con esta filosofía, Natalia también ha tenido en cuenta el uso responsable y no excesivo del packaging, respetando el medio ambiente con el uso de materiales ecológicos y reciclados en todas las aplicaciones y prescindiendo totalmente del plástico.

¿Cómo nace lo de Unico? ¿Te encargaron el trabajo? ¿Vos decidiste no hacer hincapié en la marca?

–Unico es mi proyecto final de la diplomatura de diseño gráfico, que cursé en la escuela Llotja, de Barcelona. Para la realización de este proyecto, teníamos la libertad de escoger la temática, por lo que el abanico era muy amplio y además no contaba con un feedback distorsionado (a veces) de un teórico cliente. Mi propuesta inicial se basaba en crear la identidad para un supermercado estatal, donde ningún producto tenía marca y no debían competir en un lineal. Sin marketing presente, lo importante era el producto y de esa manera se conseguía rebajar los costos. Dada la extensión de esta propuesta y el tiempo reducido para desarrollar el proyecto, decidí acotarlo y enfocar la idea en una tienda de alimentos básicos no perecederos, de muy buena calidad, a bajo costo.

Desde el primer momento decidí que se trataría de una “no marca”, ya que el concepto de esta tienda se basa en productos para la sociedad del presente con valores del pasado y lo más importante tenía que ser el producto y su relación calidad/precio más que la marca. Por ello, el diseño de esta identidad tenía que ser funcional sin dejar de ser atractivo, limpio y de calidad. Todo esto minimizando el gasto de tintas, material y teniendo en cuenta los estándares para el packaging.

¿Un acto valiente, casi subversivo, para un diseñador gráfico?

–Justamente, para mí el trabajo de todo buen diseñador gráfico pasa por ser subversivo, valiente y desarrollar ideas según las necesidades de la sociedad. Al menos a mí me gusta plantearme el diseño de esta manera, aunque claro está, cuando el encargo viene de parte de un cliente muchas veces no queda otra que adaptarse a las necesidades de éste.

¿El pack es ecológico? ¿Por qué tomaste estas decisiones? ¿Te interesan estas cuestiones?

–Me interesa enfocar el diseño teniendo siempre en cuenta estas cuestiones, ya que como comenté anteriormente, el diseñador debe realizar un servicio teniendo en cuenta las necesidades de la sociedad actual. Así, el packaging prescinde de todo tipo de plástico y los envases de vidrio son reutilizables. Hace referencia a la forma y los envases antiguos: papel kraft reciclable, envases de vidrio reciclado e incluso se aceptan envases que el cliente traiga de casa. El valor del producto se fija en base al peso del mismo. Además, decidí que el packaging tenía que ser ecológico por varios motivos: en las tiendas a granel tradicionales apenas hay packaging, simplemente te dan una bolsita y tiene los nombres de los productos escritos a mano. Este tipo de alimentos prácticamente no necesita envase y de este modo no produciríamos tantos residuos no orgánicos. Es una ventaja, ya que hoy en día los embalajes suponen la mayor parte de nuestra basura y son residuos que tardan mucho en degradarse (de esta forma también se abaratan los costos, ya que no se imprime directamente sobre el packaging y hay menos contacto del producto con las tintas). Las personas que acuden habitualmente a hacer la compra comienzan a dejar de lado la influencia de la publicidad de las marcas a cambio de un producto más económico pero de calidad equiparable y de diseño funcional.

Fue muy bien recibido en el mundillo design. ¿Cómo sentiste eso?

–Presenté el proyecto a la primera edición de los Premios Acento G, de Gráffica, no he sido premiada pero el simple hecho de que hayan publicado mi proyecto me motiva para seguir trabajando y aprendiendo de esta profesión.

Una que nos gusta a todos

El hitazo del momento, Pharrell Williams, ovacionado en los últimos Grammy, tiene además su costado de empresario consciente ya que es el sponsor y director creativo de Bionic Yarn, una compañía dedicada a la fabricación de materiales ecológicos como los hilos a base de fibras hechas de plástico reciclado. Unidos a la firma de ropa vaquera G-Star, acaban de lanzar la colección G-Star RAW, elaborada en base a desechos de plástico, toda esa basura plástica que flota por todo el planeta sin que nadie se haga cargo. La animación de la marca, RAW for the Oceans, además de ser bellísima y obviamente estar musicalizada por él, fue desarrollada por otros dos grandes creativos, Christian Borstlap y Mark Muller (http://www.youtube.com/watch?v=Wm8N78bE8ns).

Compartir: 

Twitter
 

 
M2
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.