m2

Sábado, 14 de marzo de 2015

El de Alsogaray también

 Por Sergio Kiernan

Hay calles que parecen malditas, ya sea por sus problemas o por sus ventajas. Parece ser el caso de la calle Junín, que en su cuadra del 1400 desarrolló un imán para los especuladores inmobiliarios. A esa altura, tranquila y residencial aunque con mucho tránsito, la pobre Junín ya había perdido un petit hotel, demolido ilegalmente para construir un edificio penoso en su falta de toda idea arquitectónica. Ahora está perdiendo otro petit hotel, este notorio, porque en el 1435 vivía nada menos que María Julia Alsogaray, y ése era el hogar que venía preparando para cuando dejara de ser multifuncionaria polirrubro del menemismo.

El 1435 fue legendariamente remodelado con los niveles más exigentes y bastaba echarle una ojeada para entender su vastedad como vivienda de una persona sola: dos pisos principales, uno de servicios y garage en la planta baja, un tercero con un gran balcón-terraza en retiro a la calle. La obra se paró cuando Alsogaray fue procesada y luego condenada por corrupción, y fue rematado judicialmente en 2009 por una buena cifra, 3.584.000 pesos, un par de millones por debajo de lo que hubiera costado por inmobiliaria, pero en fin.

Quien pase ahora por la cuadra lo verá tapado por andamios, en plena demolición. Basta de Demoler se movilizó por el caso y descubrió que, para variar, el gobierno porteño hizo lo suyo para facilitarle la tarea al especulador de turno. La confusión arranca cuando alguien busca en la base de datos de la propia Ciudad la ficha catastral de Junín 1435, y se encuentra con que según el gobierno macrista no existe tal dirección. Como para compensar, sí hay dos fichas para Junín 1445. Una de esas fichas, con el número de puerta 1445, habla de la sección 11, manzana 058 y parcela 018. Esa es la buena, porque en esa dirección hay un edificio de renta con ese número de chapa. Pero los datos están falseados, porque dice que el edificio tiene una protección cautelar del catálogo preventivo.

La otra ficha con el 1445 es la del 1435 de la vida real, el de la misma sección 11, la misma manzana 058 pero la parcela 019. Ahí está hasta la fotito del petit hotel y la advertencia, bajo “Protección, estado de trámite” de que el edificio fue desestimado por el inefable Consejo Asesor en Asuntos Patrimoniales, el CAAP, que tan poco hace por el patrimonio local. A quien conozca el ente no le extrañará que “desestime” una casa francesa de frente impecablemente conservado, con todas sus molduras y balustres, sus herrerías, celosía y amplio portón de madera en su lugar.

¿O será que se confundieron con el 1445 de la otra ficha, que dice que sí está catalogado? ¿Y pensaron que el petit hotel era el edificio más nuevo?

Para más confusión, resulta que el CAAP ni debería haber sido consultado, porque el petit hotel del 1435 tiene su protección independiente, en la ley que protege esa tipología en el barrio de Recoleta. Esta ley fue impulsada por Teresa de Anchorena, por entonces legisladora y presidente de la Comisión de Patrimonio, creada por ella misma. De ninguna manera esa ley indica que el CAAP debe ser consultado porque simplemente cataloga un grupo de petit hoteles.

Para complicar todavía más las cosas, resulta que en la puerta de la obra figura un permiso de demolición total con el número 17.617.923/14 (la enormidad del número da una idea de cuánto perdió nuestra ciudad). Pues resulta que ese permiso no aparece por ninguna parte en los registros públicos de la Dirección General de Registro de Obras y Catastro.

No es la primera vez que este tipo de escamoteos burocráticos y confusiones terminan en la pérdida de un edificio. Ni siquiera en esta cuadra: con el mismo mecanismo de consultar al CAAP cuando no corresponde, a pocos metros del petit hotel de Alsogaray se cargaron otro que tenía una cautelar. Los nuevos dueños contrataron a un gestor que logró que ni siquiera tuvieran que preservar el frente. El gestor le hizo juicio por calumnias a este suplemento cuando se publicó la historia.

Compartir: 

Twitter
 

 
M2
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.