m2

Sábado, 3 de octubre de 2015

Ir de tapas

La muestra de diseño español para la gastronomía, curada por Juli Capella, llegó al Museo Da Casa Brasilera.

 Por Luján Cambariere

Una muestra de “Tapas” que no es de diseño editorial, porque esta vez el título le cabe al binomio de moda: diseño y gastronomía. Tema central de la muestra recientemente inaugurada en el Museo Da Casa Brasileira de San Pablo, Brasil, que ya recorrió medio planeta. Producida por la Acción Cultural Española (AC/E) con curaduría del reconocido diseñador y arquitecto español Juli Capella, la iniciativa se suma a las tantas que hoy exploran la interacción entre esta potente yunta.

Así, descripta como “un espectáculo de la imaginación y el talento al servicio del paladar”, presenta algunos íconos tradicionales del diseño español para la alimentación con más de doscientos objetos. Dividida en tres módulos: “Cocina” (que reúne todo lo relacionado a la preparación como utensillos, electrodomésticos y herramientas), “Mesa” (objetos para la degustación que pasan por saleros, todo tipo de originales platos, bols y fuentes, copas, servilletas y manteles) y “Comida” (el propio diseño de alimentos que en España tiene un protagonismo central), ostenta desde lo más tradicional a la pura innovación.

“Ir de tapas es una costumbre típicamente española que consiste en comer pequeñas porciones, mezclando diferentes sabores –adelanta Capella–. Esta muestra toma ese nombre porque ofrece una pequeña degustación de todo lo que comprende el universo de los alimentos en España pero visto desde el diseño. La expo hace un homenaje al origen de la palabra ‘tapa’, de la cual se han escrito muchísimas teorías, ninguna comprobada, pero una de las cuales explica que cuando se pedía un vino, se tapaba la copa con una feta de pan o de un embutido para evitar la entrada de insectos. De ahí el nombre”, agrega Capella.

Así la iniciativa aborda el universo de la gastronomía en España de los últimos 25 años, sin dejar afuera referencias histórica de la cultura ibérica, como la típica paella española o las tradicionales “botas” o “botijos”, ideales para compartir las bebidas de forma higiénica. También son presentadas piezas vanguardistas como algunos de los objetos creados exclusivamente para restaurantes más importantes del mundo como El Bulli del chef Ferrán Adriá; El Celler de Can Roca, de los hermanos Joan, Josep y Jordi Roca, o el Mugaritz, del chef Andoni Luis Aduriz.

“Cocinar es hacer diseño en platos”, afirma el chef catalán Ferrán Adrià, uno de los pioneros en la inclusión de diseñadores industriales a su equipo para el desarrollo de formas exclusivas en las presentaciones de los platos.

Cabe sumar que Capella, además de un enorme promotor del diseño, fue editor y curador de originales temas siempre atentos a su tiempo como “Cocos, Copias y Coincidencias”, siempre vigente. Sus propuestas son siempre impecables en cuando al contenido, los catálogos, la selección y la puesta y ésta no es la excepción.

Pasen y vean

En el segmento vajilla se destacan, como era de imaginar, varios de los desarrollos hechos para El Bulli, como los platos de vidrio de la colección New Barroque y los Nest diseño del Estudio Luesma & Vega y el plato de semillas del propio Adrià.

También el set de bols diseñado por Martín Azúa y Gerard Moliné y producido por Design Mix, el juego de té y café Oronda, proyectado por Oscar Tusquets y fabricado por una marca emblemática como la italiana Alessi y las tazas Tímidas del estudio díez + díez diseño.

Divertidos, la mesa-futbolín (para nosotros sería metegol) ,diseño de José Andrés, en su restaurante Jaleo de Washington DC; el Chocodosis de Emiliana Design Studio; las Panpaati, sillas y mobiliario realizado con pan de Amalgama Studio by Enoc Armengol; el carrito para postres Roca on wheels de Andreu Carulla para El Celler de Can Roca, y la tabla para cortar pan Migas-pájaros diseño de Curro Claret.

Interesante recurso el asador al vapor de Com Peix a l’Aigua, la Fakir cook, una plancha asador con pinchos de Jordi Herrera para el restaurante Manairó de Barcelona; la Oxymoron Maker, una sandwichera para helados creada por Andreu Carulla para Rocambolesc de los Hermanos Roca y la mesa con vajilla La Cool Vie Boheme de Daniel Gantes.

Como remate no podían faltar las botas de vino, en este caso re-visionadas como la H2O, un diseño de Noviembre Estudio producido por Botas de vino Jesús Blasco; el Botijo La Siesta del reconocido Héctor Serrano (colaboración de CuldeSac y Racky Martínez producido por La Mediterránea) y la famosa aceitera antigoteo de Rafael Marquina, el orgulloso papá de Nani, la autora de las más increíbles alfombras catalanas.

Compartir: 

Twitter
 

 
M2
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.