m2

Sábado, 27 de diciembre de 2003

El Unique

El hotel que diseñó Ruy Ohtake es uno de los más increíbles y recientes exponentes de hoteles de diseño del mundo, y se encuentra en la ciudad de San Pablo. La antesala al paraíso design.

 Por Luján Cambariere

Ni sillas, ni mesas, ni objetos. Parece que cierta tendencia mundial apunta a hacer hoteles de diseño. Esos que se escapan de la tradicional nomenclatura de las estrellas y de las guías tradicionales, ya que su meta es ofrecer a sus huéspedes la posibilidad de “no” vivir como lo hacen en sus casas. Con esa premisa, y como su nombre lo indica, el Unique es único en su especie. Por lo menos para los amantes de las 3D, ya que cumple a rajatabla con ciertos condimentos ciento por ciento design: arquitectura monumental realizada por una figura de renombre internacional, tecnología high tech, mobiliario italiano, iluminación alemana, cocina y cosmética francesa que mixturan con productos de factura local: el mobiliario de sus diseñadores más reconocidos internacionalmente como los hermanos Fernando y Humberto Campana, objetos del más exquisito arte popular sobre todo en madera y un guiño total: las famosas ojotas que regalan a cada huésped al ingresar.

Cuestión de forma
Ideado por el arquitecto Ruy Ohtake (1938), uno de los profesionales brasileños más venerados, hijo de la famosa artista plástica Tomie Ohtake (japonesa nacionalizada brasileña que en noviembre último cumplió 90 años y sigue en plena actividad) y discípulo de Oscar Niemeyer, en la forma del edificio se ve la influencia de ambos. El Unique es una oda a la curva y al concreto, o mejor dicho a la curva hecha de concreto, que se yergue a pasos de Jardins, uno de los barrios paulistas más distinguidos y cerca del Parque Ibirapuera, el espacio verde más grande de la ciudad. Su estructura imita una gran U o un arco invertido. Muchos le criticaron a “Master Ohtake”, como lo apodan sus colegas, la opulencia y sobre todo la falta de aprovechamiento del espacio de la parte inferior del arco. Poco le importó. El admite que hay una sola palabra que odia en el mundo del arte: consenso. Tanto como que su meta es ayudar a lograr una visión distinta de la ciudad de San Pablo.
Interiores
Encargados al diseñador Joao Armentano, el preferido de las celebrities paulistas, su intención confesa fue la de intentar agregar valor a las líneas arquitectónicas de Ohtake. ¿Sus herramientas? Una paleta de colores neutros (gris, tierras, mucho blanco), materiales nobles y naturales (madera, cuero, acero, porcelanatos, piedra), el mejor mobiliario internacional sumado al más exquisito arte popular y los nombres más reconocidos del diseño brasileño. Así, el lobby es un gigantesco multiespacio que ocupa toda la planta baja y tiene 7,50 metros cuadrados de alto sectorizado sutilmente por el mobiliario. El sofá Boa de los hermanos Campana reina en una especie de biblioteca con títulos de arte, arquitectura y diseño, la poltrona del italiano Alessandro Mendini corona otro estar y la recepción se orquesta mediante unas mesas que cambian de color según la iluminación signé Philippe Starck.
En el fondo, el bar y cyber café está inspirado en el famoso álbum The Wall de Pink Floyd con 375 botellas realzadas mediante un juego de luces. Los cuartos, con cualidades de auto convertible, merecen mención aparte. En ellos, la sola pulsión de un botón abre las puertas a los sentidos. Con uno se corre un pared virtual de madera que descubre un amplísimo ventanal circular de dos metros de diámetro con vista a la ciudad de San Pablo. Con otro se levanta el panel divisorio de vidrio esmerilado entre el área del dormitorio y el baño (la idea: disfrutar desde el jacuzzi de la pantalla de TV de plasma). Mención aparte merecen los variados juegos de luces, de duchas y de CD y DVD.
Si, a pesar de tanta tecnología de vanguardia al alcance, se logra salir del cuarto (sin olvidarse la tarjeta magnética personal que habilita desdetomar el ascensor hasta un trago), vale recalar en la terraza del último piso, otro de los imperdibles del Unique. Totalmente vidriada, ofrece un escenario únicopara disfrutar de una de la vistas más imponentes de San Pablo, de la piscina de venecianos rojos con luces ópticas y sistema de sonido subacuático, y del moderno restaurante Skye visitado por el mundillo fashion del lugar.
Hotel Unique: Av. Brigadeiro Luis Antonio 4700, Jardim Paulista, San Pablo - www.hotelunique.com.br - Agradecemos a British Aiways la realización de esta nota.

Compartir: 

Twitter
 

 
M2
 indice
  • Nota de tapa
    Un año de diseño
    Balance de un año que mostró que la actividad es mucho más que una moda.
    Por Luján Cambariere
  • El Unique
    Por Luján Cambariere

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.