m2

Sábado, 9 de diciembre de 2006

CON NOMBRE PROPIO

Metal para todos

Enzo Velasco y su apuesta desde la etiqueta de mobiliario y objetos Visión G por un diseño más democrático.

 Por Luján Cambariere

Que consumir diseño sea algo habitual es algo que muchos desean y algo por lo que algunos trabajan de modo concreto. Este es el caso del diseñador industrial Enzo Velasco, quien pos crisis 2001 ofrece desde su etiqueta Visión G mobiliario y objetos de autor innovadores, funcionales y a precios accesibles.

Sanjuanino, terminó sus estudios en la Universidad Nacional de la Plata y vino a vivir a Buenos Aires. Empezó a trabajar en empresas del sector, como Tecno y Santorini, hasta que decidió abrirse paso por su cuenta. Un colega de la empresa metalúrgica Duplo, especializada en check outs para supermercados, le ofreció hacer una nueva unidad de negocios. Contemplando las posibilidades de la planta, diseñaron el sistema de equipamiento para vivienda y home-office Malla en chapa, hierro y melamina.

“La línea fue pensada para vender en hipermercados. Un sistema compuesto por una estructura modular muy complejo que incluye todo tipo de mesas (TV, video y computación) y sillas. Todo viene en cajas, desarmable, pensado para exportar. El nombre tenía que ver con que la estructura que soportaba todo era una malla de alambre de la que cuelgan los componentes y contenedores, sin tornillos, sino con un sistema de trabas”, cuenta Velasco.

En simultáneo, se les ocurre hacer un producto más chico, también innovador y exportable, y desarrollan Plega. Un sistema de objetos fabricados en chapa de acero que se adquiere en forma plana y, mediante simples plegados que se realizan en forma manual, se termina de conformar. Más de 14 diseños de objetos de bazar, oficina, casa y juegos –lapicero, porta CD, frutera, huevera, percheros, entre otros– en chapa troquelada punzonada. “Esta línea no requiere una matriz, con lo que podés cambiar el diseño fácilmente. Además, le hicimos un pack muy especial e instructivos de armado, porque la novedad pasaba también por vencer el prejuicio de que para armarlos se debe doblar la chapa”, aclara.

¿Por qué Visión G? “Es en honor a Gropius y la concepción de la Bauhaus. Además, había un logotipo del que estábamos caprichosamente enamorados en el que había hecho la G con una pluma, que tenía que ver con esta idea que queremos fomentar de que todos los productos son de firma, no copiados”, cuenta Velasco. Ese es el eje de la empresa, así como que sean industriales, masivos. Para ello, en 2005 abrieron una tienda con la idea de promocionar diseño propio y ajeno y así ofrecerle al público otras miradas. “Ahí presentamos el sistema de sofá Etano y las mesas y sillas Cinta. Además inauguramos presentando dos productos diseñados por Ricardo Blanco, el sillón NN y la silla W.GO. La filosofía de nuestro proyecto era generar un espacio comercial y cultural que permitiera convocar a otros diseñadores para difundir y producir sus diseños. Por eso había una cartelera con tarjetones con los currículum e historia de cada uno con el fin de generar un espacio de reflexión acerca de los objetos que nos rodean”, detalla.

¿Vender diseño en la Argentina? “Es un tema muy complejo. Porque es una ley que te autoimponés en un mercado feroz que no la tiene. No hay mucha reflexión acerca de los productos y demasiada copia. Falta cultura de tantas cosas que cómo no va a faltar de diseño”, sentencia.

Lo nuevo

“Yo tenía la idea, el concepto, de apilar cosas sin estantes. Pero a través de la experiencia de haber hecho Malla, que era un sistema constructivo complejo, quería hacer lo opuesto, algo muy simple. Entonces empecé al revés: analizando los objetos que uno coloca en un estante y qué hace falta para que eso no se caiga”, aclara. Así nació Eter. Una estantería/biblioteca conformada por una estructura tubular de acero diseñada para usarse con o sin estantes según el tamaño de los objetos o libros que se colocan en ella. Los estantes, que por su diseño se fijan a la estructura con sólo apoyarlos, son delgados planos de PVC espumado de 3 mm de espesor, ya que la resistencia está dada por las vigas de la estructura. “Esto le da al producto un carácter etéreo que lo diferencia de las bibliotecas tradicionales. Los estantes se comercializan por separado, de a 6 unidades, facilitando las diversas posibilidades de armado del sistema, como dejar espacios vacíos o usar estantes de diferentes colores. Por su sistema de armado, al no poseer riendas, el frente y la trasera del mueble son iguales, posibilitando su uso por ambas caras, pudiendo funcionar como divisor de ambientes”, detalla. Aquí de nuevo la premisa es que el usuario participe, juegue. El nuevo diseño los encuentra mudados a Núñez con showroom y depósito para focalizarse cada vez más en la alta producción, la exportación y la intención de ahondar en nuevos materiales.

Visión G: Vilela 1773, 4701-9066, www.visiong.com.ar

Compartir: 

Twitter
 

 
M2
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.