no

Jueves, 28 de octubre de 2004

LOS APUT, GEMELOS ROCKEROS

Doble o nada

 Por Javier Aguirre

”En tu provincia podrás ser Gardel con guitarra eléctrica, pero tarde o temprano vas a necesitar venir a Buenos Aires.” La máxima sobre el unitarismo del rock argentino la esgrimen los gemelos mendocinos Diego y Leandro Aput; bajista de Karamelo Santo el primero, guitarrista de Cabezones el segundo. Ambos llegaron a la gran ciudad hace seis años, cuando no integraban sus actuales grupos sino que tocaban hip hop, funk y metal en la misma banda, In Puribus. “Los Karamelo Santo, con quienes éramos amigos allá en Mendoza, se habían venido a vivir a La Boca un año antes. Un día nos invitaron a tocar con ellos, flasheamos con la Capital y decidimos quedarnos a vivir”, recuerdan. Después de una grabación producida por Goy, líder de Karamelo Santo, y de un disco oficial, In Puribus se disolvió. Pero los gemelos Aput permanecieron en Buenos Aires. Leandro comenzó a trabajar como productor televisivo en la señal Much Music y Diego se incorporó a Karamelo Santo. “Me efectivizaron”, explica Diego, ya que ambos hermanos tocaban asiduamente como invitados-amigos en la por entonces laxa banda de Goy. “Cuando en Karamelo hacía falta un poco de distorsión, lo llamaban a Leandro y le decían: ‘Venite con los pedales’”, cuenta Diego. Años después, el guitarrista recibiría una convocatoria similar, pero para incorporarse en forma estable, por parte de otra banda oriunda del interior: los santafesinos Cabezones.
–¿Es casual que se hayan incorporado a dos bandas que, como ustedes, también habían venido a Buenos Aires desde el interior?
Diego: –Tanto nosotros en los días de In Puribus como los Karamelo Santo originales y los Cabezones hicimos experiencias parecidas: venir con tu música desde la provincia, pelearla en todo sentido, no tener nada y que todo te chupe un huevo porque sabés que igual vas a llegar.
Leandro: –La identificación afectiva entre todos nosotros fue automática.
Diego: –Si Cabezones hubiese sido una banda porteña, seguramente no le habría abierto la puerta a Leo.
Leandro: –Yo había empezado a tocar con César Andino para un proyecto paralelo que se interrumpió cuando ellos se fueron a vivir un año a México. Cuando volvieron, me propusieron sumarme como segundo guitarrista. No lo podía creer: yo estaba lleno de energía, y la banda había venido bastante golpeada de México.
Diego: –Pedían vacaciones, como Tevez...
Leandro: –... así que aporté mis ganas, y ellos me dieron la posibilidad de estar en una banda a ese nivel, con tanto laburo encima, con tanto escenario.
Además de Diego, otros dos ex In Puribus integran la actual formación de Karamelo Santo: el baterista Mariano Ponce de León y el cantante Piro Rosafa (“es un seleccionado de menducos/mendocinos”, asegura el bajista). Ambos se ilusionan con sus respectivos planes: Karamelo pasará el resto del 2004 girando por Europa Oriental, Francia y España. Y Cabezones despide el año mañana y el sábado en The Roxy, mientras completa la grabación de su tercer disco oficial, de aparición prevista para el 10 de marzo.
–¿Les queda la espina de tocar juntos en una banda; acaso formar The Aput Twins?
Leandro: –Somos muy compañeros. Vivimos juntos desde que nacimos, incluso ahora. Empezamos a tocar juntos, de chicos íbamos juntos a toda clase de recitales.
Diego: –Ahora no tocamos juntos, pero intercambiamos música y data todo el tiempo.
Leandro: –Ya llegará el dúo (risas).

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.