no

Jueves, 8 de junio de 2006

JINGLES, HIMNOS Y HITS MUNDIALISTAS

“¡A por ellos, vamos a por ellos!”

Algunos rememoran la música de México ‘86. Otros recuerdan la de Italia ‘90. ¿Pero alguien se acuerda de la musiquita de Corea-Japón? Contra la rickymartinizaciones, Inglaterra y España proponen sus himnos.

 Por J.A.

¿Cómo poner en canción todo aquello que genera un Mundial? No lo que genera en los Blatters, los Beckenbauers, los Nikes, los Adidas y ni siquiera en los Ronaldos o los Messis; es decir, en nadie cuyo patrimonio se engruese con cada gol y cada ticket vendido sino en todos los que se creen –creemos– el espectáculo y lo consumen –consumimos– con la mejor ingenuidad futbolera. Las bandas sonoras oficiales de cada Copa del Mundo en general no valen mucho: con la excepción del ya vintage himno de Italia ‘90 (del que se apropió el conmovedor más tribunero aviso de CTI); el resto es olvidable, en parte gracias a la imbécil idea de pretender rickymartinizar y shakirizar al Mundial.

Pero por fuera de las bandas de sonido propuestas por los organizadores también hay música. El siempre atractivo formato “canción” ya funciona como arenga mundialista en otros países, como Inglaterra y España, donde a la hora del Mundial aparecen himnos “oficiales” de apoyo a sus respectivas selecciones. Los británicos llevan décadas haciéndolo: con el apoyo de su federación local y con jugadores a menudo sumando coros o hasta rapeando, han tenido sus propios himnos mundialistas a cargo de artistas como New Order (México ‘86), Rod Stewart (Argentina ‘78, para Escocia) o el combo multipalo Spice Girls+Echo & the Bunnymen+Lightning Seeds (Francia ‘98). Y para este año, los responsables son los Embrace, amigos de los Coldplay y autores de la canción World at your Feet, destinada a apoyar la causa de los por aquí nada queribles David Beckham y Michael Owen.

En España, dos canciones impulsan la causa del equipo nacional en Alemania, aunque las dudas sobre la tradicional amargura mundialista española se vislumbran en ambas. Una (Opá, vamo a por el Mundiá) pertenece a El Koala –un freak orejón cuyo rostro, efectivamente, se parece al del simpático marsupial australiano– y aunque su letra dice “segurito que vamos a ganar”, termina por admitir “y si no ganamos... otra vez será”. La otra es un spot televisivo en el que participan los jugadores (que cantan, a viva voz, el iberiquísimo verso “a por ellos”), que pronto fue parodiado con un más tímido “a por cuartos”, que presupone que llegar a cuartos de final es la máxima aspiración del equipo de Raúl González y Carles Puyol.

En la Argentina, hasta el momento, la arenga musical para la Selección sólo ha llegado a través de publicidades. Además del mencionado “sampleo” del himno de Italia ‘90, otras dos canciones se destacan en la pauta para Alemania ‘06: una es la del aviso de Quilmes, que acaso después del fiasco de Japón-Corea ‘02 se quemó con leche y evitó presentar una canción propia como había sido aquella de “tanta gloria, taaanto fútbol...” (tocarse el izquierdo). Y más allá de tener al Diego como locutor, esta vez la cervecera de capitales brasileños se limitó a tomar el hit tropical de Gilda, No me arrepiento, con la impronta del cover que hiciera Attaque 77 en Otras canciones.

La otra música destacada es el pegadizo instrumental del aviso de Mastercard –que no se centra en la Selección sino en Carlos Tevez y sus fans brasileños–, cuyo compositor es Diego Grimblat, autor de bandas sonoras para cine y de un sinfín de jingles (Nike, Volkswagen, Fanta, Mercedes-Benz, Banco Hipotecario...).

Sin embargo, fuera de las publicidades, el seleccionado argentino no parece hasta ahora haber sido musa inspiradora para los artistas locales. Es cierto que tal vez sea mejor eso antes que escuchar algún bodoque sintético a cargo de La Mosca o Mambrú –si es que todavía existe–, pero también es curioso que, habiendo tantas canciones de rock dedicadas, por ejemplo, a Maradona (Calamaro, Piojos, Cafres, Ratones Paranoicos), no haya ninguna que le cante a la Selección.

El NO le trasladó el desafío a Manuel Moretti, voz y pluma de Estelares. ¿Se viene un himno para la Selección a cargo de Estelares? Manuel reconoció: “No me seduce en absoluto escribir una canción respecto de un Mundial; amo el fútbol, pero en el punto que sólo algunos jugadores representan lo que siento como amante del juego. Además... jugué al fútbol hasta la quinta división (17 años), y sé que a los jugadores no les interesan Spinetta, Color Humano, Miguel Abuelo, la Velvet Underground ni los Beatles... así que tampoco me los imagino escuchando Estelares”. En todo caso, la primera piedra está lanzada. Y si para el Mundial Sudáfrica 2010 (¿Messi capitán?) aparece una canción de rock que apoye a la Selección, ya saben en qué Suplemento habrá germinado la idea. n

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.