no

Jueves, 17 de agosto de 2006

FLAVIO CIANCIARULO, SATéLITE KINGSTON Y DULCES DIABLITOS

Tres calaveras buscan sus diablitos

Tomando a Flavio como referente, las bandas aquí presentes tienen mucho en común (incluso un show). El NO las hizo conversar entre sí, pero por separado.

 Por Julia González

Satélite Kingston: “Marley es inmejorable”

Foto: Cecilia Salas

Son heterogéneos, tanto por el origen de sus integrantes (algunos vienen de Riddim, Mimi Maura o Dancing Mood), como por su sonido, más allá de tocar ska con dejos de reggae. Si bien en este tercer disco, Algo tiene que pasar, hay más temas cantados, la voz va rotando. Satélite Kingston participó en el Tributo argentino a Bob Marley y en el Album Verde de Los Beatles. Según Daniel Flores (teclados) se sienten muy halagados de que los incluyan en compilados, y en la escena, entre tantos talentos. Flavio Cianciarulo, además de ser productor de su tercer disco, es un fan declarado de la banda. “La relación es obvia, nosotros hacemos ska y Los Cadillacs fue la primera banda que hizo ese género acá”, cuenta Flores a propósito de su productor. “Flavio nos conoce hace mucho y pensamos que estaba bueno tener un productor. Es un profesional que supo manejar al grupo, fue una especie de director técnico”, finaliza el tecladista.

Satélite Kingston se asocia también a Dulces Diablitos, con quienes compartieron escenario más de una vez y tienen una afinidad personal. Tienen un camino paralelo: “Flavio es una especie de mentor y con Dulces Diablitos somos colegas, hacemos algo parecido pero con una personalidad distinta”, dice Flores. “La pasan muy bien cuando tocan, les gusta mucho el reggae y el ska, aunque también nos gusten otras cosas. Somos un poco Uruguay y Argentina”, se ríe Daniel.

–¿Cómo viven la faceta de colaboraciones y tributos?

Daniel: –Es un juego literario-musical hacer una versión de alguna canción. Tenés estos temas de Marley que son inmejorables porque él es el canon de la música jamaiquina. Agarrás las canciones y empezás a pensar, porque ya está perfectamente hecho, pero se le puede dar una vuelta. Hicimos instrumental Trench Town Rock, por ejemplo. Y con Los Beatles nos interesó más porque no es lo que nosotros hacemos, pero no significa que no nos gusten. Tomamos un tema coral, Because, y lo hicimos instrumental.

–¿Qué esperan que pase con Satélite?

Daniel: –Yo quisiera escribir mejores temas, hacer mejor música. Cuando hay gente que lo aprecia, que se toma la molestia de escucharlo, ya es una gran cosa.


Dulces Diablitos: “Está todo fríamente calculado”

Foto: Cecilia Salas

Los lunes, Dulces Diablitos ensaya y justamente este lunes hace un frío insostenible. Por eso, en el bar de enfrente de la sala nos convidan vino caliente para encender los huesos y ahora sí, algo más templados, Diego, Luigi, Edi, Migue y Pablo conversan animadamente con el NO. “Mezclamos nuestro punk, el rocksteady jamaiquino y el ska inglés, pero a su vez tenemos escuchados desde Beastie Boys hasta Metallica”, dice Diego (voz). A Migue (teclados, quien además toca en la Mandinga Project) no le interesa sonar perfectos, él sólo quiere sonar a Diablitos. “No somos parecidos a nada”, finaliza. “Escuchamos Los Cadillacs a full desde pendejos. Al margen, Flavio es mi ídolo, nunca lo fue Vicentico –cuenta Diego–. Yo admiraba su actitud en el escenario y ante la gente. Es súper especial, y lo que hace como solista me divierte mucho, participamos en su disco, tocamos con él, entonces hay muy buena relación.”

Están entusiasmados con el show del ND/Ateneo que van a compartir con Flavio y Satélite Kingston. Tienen “algo” armado para juntar a las tres bandas en el escenario, porque si bien Dulces Diablitos tocó con Satélite y con Cianciarulo por separado, nunca estuvieron los tres completamente juntos. “Espero que podamos hacer una unión de bandas”, dice Diego. Además es su debut en un teatro donde el público los verá desde otro lugar y ellos también ofrecerán otro show. “Tenemos armado algo rocksteady al principio y después arranca un show dinamita, así que, bueno, si empiezan a saltar y a pararse en las butacas, no es culpa nuestra. Está todo fríamente calculado para que sea así”, se ríe Diego.

“La música va evolucionando –dice Luigi (bajo)–. Antes estuvo el hardcore, el hip hop o el rap, la gente se dio cuenta de que el bajo tiene que estar adelante. Por eso pienso que está el boom del reggae, por que la música se baila. Está comprobado que el sonido de los graves produce endorfinas”, expone científicamente el bajista.

–¿Y cuál es la relación entre su música y esta explicación?

Edi (batería): –Que somos unos animales (risas).


Flavio Cianciarulo: “El único veterano tengo que ser yo”

Foto: Nora Lezano

Flavio llega tarde a su programa de radio “Sonidero Especial FM”, y pide disculpas. Cruza algún comentario con los co-conductores, Javier Duranti y Facundo San Martín, y acuerdan que el especial será de The Who, “la mejor banda de rock and roll del mundo, porque la lengua no lo es”, dice Flavio al aire, refiriéndose a los Stones. Se leerá Charles Bukowski y el Marqués de Sade. También comentarán un tema de Satélite Kingston, justamente la versión instrumental de Los Beatles, Because, que grabaron para el tributo reggae, y que Flavio produjo. El ex Cadillacs se siente un león joven y se llama así mismo “veterano pop”, porque lo llena de energía tocar y rodearse de pibes del under. “El único veterano tengo que ser yo”, se ríe Flavio.

–¿Esa energía la absorbés de tus músicos, que son más chicos y tocan en Dulces Diablitos o Papas Ni Pidamos?

–Sí, me hace sentir muy bien, evidentemente no me pregunto demasiado por qué. Me gusta, me refresca, me rejuvenece. Buena falta me hace a esta altura de mi veteranía pop. Me gusta ver bandas underground, porque está buenísimo que toquemos juntos. Y cuando no toco, me gusta ir a ver bandas under. No es por rebelde, me gusta estar ahí. Tengo amigos que tocan en Obras y no los voy a ver porque me da fiaca meterme, que tengo que estar en la puerta y decir: “Hola qué tal, soy Flavio”. Me gusta ir a un lugar con 100 o 200 personas esperando. Disfruto ver a la gente, me gusta ver ese público, es el avant garde porteño.

Flavio Cianciarulo tiene en la calle su libro Rocanroll, que incluye un EP con cuatro versiones dub, y está escribiendo una novela. Descontando, claro, la supuesta reunión Cadillac que amagó con el regreso después del homenaje a Andrés Calamaro. Su presente es volver a ensayar, tocar, seguir demeando y grabar en diciembre. “Si va a pasar algo con Los Cadillacs, realmente no lo sé, ni depende de mí”, termina Flavio.

* Flavio Cianciarulo, Satélite Kingston y Dulces Diablitos tocan el domingo 20 en el ND/Ateneo (Paraguay 918). A las 20.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice
  • Nota de tapa> ENTREVISTA EXCLUSIVA: RON ASHETON, DE LOS MITICOS THE STOOGES
    La casa está en desorden
    Esto es así. The Stooges fueron los inventores del punk-rock. E Iggy Pop, su líder, es un icono...
    Por Roque Casciero
  • RYAN KEY, CANTANTE DE YELLOWCARD
    “Bush no nos representa”
    Por Daniel Jiménez
  • FLAVIO CIANCIARULO, SATéLITE KINGSTON Y DULCES DIABLITOS
    Tres calaveras buscan sus diablitos
    Por Julia González
  • EL GAUCHITO GIL, EN UNA “CARCEL” DE MENORES
    Público cautivo
    Por Facundo Di Genova
  • AGENDA
    Agenda
  • BIFE ANGOSTO
    Bife angosto
  • PATCHANKA
    Patchanka
  • CUCHá, CUCHá
    Cuchá, cuchá
    Por Cristian Vitale
  • CLARA DE NOCHE
    Clara de Noche

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.