no

Jueves, 5 de octubre de 2006

DOS EX BRUJOS, DEL BEATCORE A LA ELECTRONICA

El spin del Electrón

Los átomos se volvieron locos. Un par de electrones rebeldes cambiaron de órbita (a eso se le llama spin) ante la aparente apatía que reinaba en su entorno, y volvieron a subir al escenario. Alejandro Alaci y Javier Belziti fueron integrantes de Los Brujos, quienes encabezaron el “Nuevo Rock Argentino” y, de no haberse separado, serían hoy una banda de estadio. Ahora vuelven con una agrupación de electro rock experimental, junto al eterno y místico Daniel Melero.

 Por Julia González

A simple vista parece que no hubiera diferencia entre Alejandro Alaci y Javier Belziti, voz y teclados de los añorados Los Brujos. Ambos están debutando con Electrón, su nueva banda de electro rock experimental. El primero toca la pandereta y canta, y el segundo se encarga de los audiovisuales y toca sintetizadores. En apariencia parecen ir los dos sobre un mismo riel porque en escena su atuendo es idéntico, al igual que sus cabezas calvas y un código tácito que los aúna. Están los dos más tranquilos (y más grandes) después de esa experiencia que fue encabezar el Nuevo Rock de los ‘90 junto con Babasónicos y Peligrosos Gorriones. “La diferencia entre Los Brujos y Electrón es que en el primero la energía se centraba en el físico, y Electrón es más cognitivo, como que el cuerpo se cambió por la cabeza”, dice Alaci.

Hay un tercer brujo, Gabriel Guerrisi (guitarra), que es el invitado fijo en sus shows y en vivo desentona porque aún tiene toda su cabellera. Y falta sumar la presencia mística y subliminal de Daniel Melero, que según Belziti es un buen amigo, además de un buscador de cosas valiosas. Pero ya con el grabador sobre la mesa y bien entrada la entrevista con el NO, las diferencias entre ellos dos se notan. A Alaci no le cuesta hablar del pasado. Belziti se centra en el presente: “No me siento atrapado en el ayer; prefiero hacer, entonces miro para adelante”. Alaci viene del palo del rock, de los discos con hits, de las melodías, del jazz. A Belziti lo conmueve la música electrónica y todo lo que tiene que ver con el sonido y la imagen.

“Los Brujos era un grupo de fiesta, era como una atracción. Electrón es más experimental, más para adentro. Antes eran los saltos o tirarnos al piso. Ahora estamos más grandes, queremos decir otras cosas. Fin de semana salvaje dice cosas que yo no podría decir ahora, tiene que ver con la edad y con la energía.”

Después de la separación de Los Brujos, ninguno de los dos se quedó quieto. Alaci llegó para Alaci. Y no es un juego de palabras ni su proyecto solista sino que fue una banda que armó junto con Guerrisi (guitarra), Gabo Mannelli de Babasónicos (bajo), Leo Santos (batería) y Miguel Castro, ambos de Victoria Mil (teclados) y en la que también participó Juan Bordón de The Tandooris (teclados). Ese disco lo sacaron en el 2001 y dos años más tarde la banda había llegado a un punto muerto, entonces al frontman le costaba seguir adelante, amén de la época por la que atravesaba el país. Además ya tenía en mente encarar otro proyecto.

San Martín Vampire e Inconexo, en plan solista, fueron las bandas que sucedieron a Los Brujos para Belziti. “Estaba muy complicado empezar a tocar, la música era más sofisticada y era mucho proceso para hacerlo yo solo”, cuenta, y agrega que se las vio negras cuando tuvo que llevar a cabo Inconexo estando solo, y que con Alejandro se veían casi a diario porque eran vecinos. Empezaron a trabajar juntos y así fue como en el 2004 ya tenían un disco entero en las manos. Aunque todavía no está en la calle porque no lo quieren regalar a ninguna de las dos grandes compañías discográficas que están interesadas en editarlo: “Por un lado les gusta el disco, y por otro les falta decisión”, dice Belziti.

—¿Cómo se dio esta mutación del beatcore a la electrónica?

Alaci: —Capaz que es lo mismo y sólo cambió el sonido, pero la intensidad de lo que pasa es la misma. Yo lo vivo como algo muy parecido. Nosotros queremos crear, buscamos estar en un lugar en el que no estuvimos antes.

Belziti: —Uno siente la música de la misma manera, no nos pegamos a ningún género. El audio es una parte integral de la composición, y como suena el disco es como nosotros queremos que suene.

—¿Qué cambió en ustedes desde Los Brujos hasta hoy?

Belziti: —El paso del tiempo te hace cambiar y percibís el mundo de otra manera. En mi caso fue descubrir un sonido nuevo, puedo pasar una noche entera buscando e indagando un sonido. Quizás antes no era tan detallista.

Alaci : —Los Brujos era un grupo de fiesta, era como una atracción. Electrón es más experimental, más para adentro. Antes eran los saltos o tirarnos al piso. Ahora estamos más grandes, queremos decir otras cosas. Fin de semana salvaje dice cosas que yo no podría decir ahora, tiene que ver con la edad y con la energía.

—¿Los Brujos estaban tan locos como se percibía desde el público?

Alaci: —¿Nota a Los Brujos? (risas). Realmente no nos drogábamos (risas), esa locura no tenía que ver con sustancias, tal vez algo de alcohol en los primeros shows. La locura venía de adentro, era una reunión de gente loca junta. La droga éramos los siete que tocábamos ahí. Tenía que ver con la energía que se generaba, por eso cuando se terminó esa energía no daba para seguir. Era una fiesta para nosotros y es difícil que se pueda volver a dar esa energía, porque no actuábamos así de manera comercial. El grupo es para la gente que lo vivió, que iba a los shows. No hay muchos registros o videos que hayan quedado, sólo hay recuerdos de la gente de cuando vivió las diferentes etapas de la banda. Los shows eran muy salvajes en lugares muy chiquitos. Era todo muy loco. Fue un mérito muy grande que un grupo así se volviera famoso.

“No hay muchos registros o videos que hayan quedado, sólo hay recuerdos de la gente de cuando vivió las diferentes etapas de la banda. Los shows eran muy salvajes en lugares muy chiquitos. Era todo muy loco. Fue un mérito muy grande que un grupo así se volviera famoso.”

—¿Cómo fue que incluyeron audiovisuales en los shows?

Alaci: —El es un experimentador de la imagen. Es buenísimo, un dibujo aporta y tiene que ver con la idea de la fantasía. Los Brujos, todo lo que hice en el rock tuvo como una imagen, y te pone en otro lugar; también buscamos lograr efectos con la ropa, la pantalla y las luces. Nos gusta mucho también la libre interpretación con respecto a lo artístico. Nos interesa generar algo visual y estético también.

Belziti: —Yo había hecho algunos cortos, sacaba fotos y él se interesaba en lo que hacía. La pantalla es otro integrante de la banda. El show es con visuales, además estudié esto porque me gusta.

—¿Qué función cumple Melero en Electrón?

Belziti: —A Melero le llevamos el disco prácticamente terminado y se re copó, le gustó, y él en lo que puede ayudarnos es bienvenido. Que haya venido a grabar con nosotros es un honor porque él no toca con nadie y él tocó en nuestra primera presentación.

Alaci: —El va a estar siempre en lo nuevo y en lo raro, donde el concepto es más importante que la obra. Y siempre, desde Catálogo Incierto, su primer sello, buscaba grupos así. Así encontró a Los Brujos, y fue un poco el padrino de la banda. En mi grupo Alaci cantó uno de los temas también. Si aparece algo novedoso, él va a estar ahí.

—¿Y Electrón va a seguir?

Belziti: —Sí, ya tenemos compuesto nuestro segundo disco y seguimos trabajando.

Alaci: —Igual nos movemos con mucha libertad. Puede haber gente que se sume, no es una formación rígida. La idea es seguir tocando con las imágenes y transmitir energía.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Cecilia Salas
SUBNOTAS
 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.