no

Jueves, 16 de agosto de 2007

DOS ABOGADOS “FILANTROPOS” MOTORIZAN EL INDIE

Productores de ley

 Por Cristian Vitale

Luis es abogado y explica su vida como un eterno retorno. Alas, Anacrusa, el Kraft de Florida y Paraguay, los primeros recitales y una experiencia reveladora: Melopea, el programa de radio que conducía Litto Nebbia en Radio Municipal. “Después me pasó lo que a muchos: privilegié la carrera, me casé, me divorcié, me casé de vuelta y empecé a recuperar todo aquello que se había perdido”, cuenta hoy, con un espíritu rocker que esquiva lugares comunes.

Junto a Patricia, también doctora en leyes, motoriza una experiencia indie a pulmón, que se divide en tres (sí, tres) programas de radio y una pequeña productora, que edita discos y organiza recitales. Ambos, junto a Eduardo y Rodolfo Orozco, conducen La lectura de vinilo (lunes de 21 a 22 por FM Palermo, 94.7); Ciclos (miércoles de 20 a 22 por FM Gráfica, 89.1) y Mucha madera, viernes de 21 a 23 por AM 770. Ambos, también, son parte de la cooperativa El Abridor, que empezó siendo una distribuidora de discos afín a la UMI (Unión de Músicos Independientes) y hoy es escuela de música. Y ambos se pusieron a editar discos gracias al efecto derrame de una pauta publicitaria. “Salvo el ciclo que hicimos en Radio Nacional Faro, siempre tuvimos que pagar para hacer radio. Hasta que decidimos hacer programas para terceros y cobrar por nuestro trabajo. Así hicimos la producción y conducción de un programa médico, micros para una asociación de padres de autistas, etcétera. Preferimos este camino antes que buscar publicidad, para evitar condicionamientos. Pero nos vimos con dinero en el bolsillo y, dado que vivimos de nuestra profesión, decidimos editar discos”, cuenta el boga.

El primero fue el de Alejandro Correa –primer bajista de Sui Generis–, que incluye dos perlitas inéditas de Charly García con el trío Hincapié; el segundo, el de la banda de blues Contrakara, que incluye una letra compuesta por Luis en recuerdo de un amigo desaparecido durante la última dictadura militar; y el tercero, del dúo Barrueco-Selci, con versiones de Chick Corea, Thelonius Monk y Henry Mancini. “La cosa es que, sin distribución masiva, tuvimos que ponernos a organizar recitales para presentarlos y venderlos ahí”, señala el filántropo. “Ahora tenemos un contacto para acceder al circuito de distribución de las cadenas de disquerías comerciales, pero estamos discutiendo si aceptamos o no.”

Mucha Madera surgió hace ocho años y luego fue parte del origen de la UMI junto a Diego Boris, Cristian Aldana y Osvaldo Padrevecchi. En 2003 comenzaron a organizar recitales y, en ese tren, activaron el primer homenaje a Atahualpa Yupanqui desde el rock. “Nuestro objetivo principal –-dice Patricia– es darles un espacio a los músicos independientes, generar espacios culturales alternativos y seguir produciendo discos.” Agrega Luis: “Crecimos sin darnos cuenta, y sin haber esperado nunca ganar dinero con esta actividad. Somos críticos de aquello que antepone el lucro a la cultura. A valor hoy, elijo morir resistiendo, aunque tenga que terminar haciendo radio en una FM trucha. Somos críticos porque la plata que genera la música no va centralmente a los músicos”.

* Más info en www.muchamadera.com.ar

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Sandra Cartasso
 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.