no

Jueves, 18 de octubre de 2007

SODAMANIA II > ALGUNAS APUESTAS SOBRE EL REGRESO

Quimeras

Si los sitios web de apuestas trascendieran a los resultados deportivos y levantaran también quinielas rockeras, tienta pensar que el regreso de Soda Stereo no pagaba tanto. Que era obvio que la banda más exitosa del rock latino del período 1985-1997 iba a volver tarde o temprano (a propósito, ¿los diez años que pasaron desde el –ya casi ex– “último concierto”, el de 1997, suenan a tarde o a temprano?). Ahora es fácil golpearse el pecho y decir “siempre supe que Soda Stereo iba a volver”. Pero, ¿cuánto apostarías –hoy– a que alguna vez van a volver Los Redondos? ¿A que darán una conferencia de prensa que saldrá en tapa de Clarín? ¿A que el Indio, Skay y la Negra Poly posarán para RollingStone lookeados con cuero negro onda Village People? ¿A que realizarán una descomunal gira por el equivalente ricotero a la “América latina de Soda”, es decir, por el desangelado circuito Racing-Villa María-Mar del Plata–Montevideo-River?

Y siguiendo con la timba rockera, las especulaciones sobre qué canciones interpretará Soda Stereo en su gira de retorno ya han constipado varios discos rígidos internacionales, blogs mediante. Es que la obra del trío es vasta, y la cantidad de hits que incluye sólo se compara a estándares como los de Los Auténticos Decadentes o Abba. Las composiciones contenidas en sus siete discos de estudio (Soda Stereo, Nada personal, Signos, Doble vida, Canción animal, Dynamo, Sueño stereo), a las que hay que sumar canciones “perdidas” en compilados (Mundo de quimeras en el álbum de remixes Zona de promesas, por caso), llevan a suponer que por más que hagan un laaaaaargo y nada sintético show de cuarenta temas, la mitad de la obra de la banda quedará de todos modos afuera, con lo que tal vez ya nunca tenga la oportunidad de ser tocada en vivo.

Por eso lo de las apuestas. Porque con los (numerosos) caballos del comisario no hay mucha vuelta: ¿quién duda de que en el Monumental y en el resto de la gira van a sonar En la ciudad de la furia, De música ligera, Primavera 0, Cuando pase el temblor, Zoom, (En) el séptimo día, Signos o Persiana americana...? Pero también hay tantas otras canciones –muchas de ellas, en su momento, hits– que acaso peligren. ¿Tendrán su chance Te hacen falta vitaminas, Camaleón, Mi novia tiene bíceps o la hermosa 1990? ¿Se le animarán Cerati, Zeta y Charly Alberti a ¿Por qué no puedo ser del jet-set? a pesar de que ya llevan más de veinte años siendo parte de él? ¿Y cómo se habrá bancado el paso del tiempo un clásico como Sobredosis de TV, compuesto antes de los tiempos de la televisión por cable, cuando sólo había cuatro o cinco señales? ¿Era posible zarparse con la tele cuando sólo existían los canales de aire estatales? (¡qué mal debe haber pegado en los ‘80 una sobredosis de Fernando Bravo, Pinky o Berugo Carámbula!).

Aunque apostar siempre sea riesgoso, es una fija que con los shows de regreso de Soda Stereo van a ganar todos. Y ojo: no fue un comentario sobre dinero.

Compartir: 

Twitter

Imagen: Nora Lezano
 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.