no

Jueves, 27 de diciembre de 2007

ESCLAVOS DE NUESTRAS PALABRAS VIII > LOS MILITANTES USAN REMERAS ROCKERAS

“Tener huevo es gente como el Che o el primero que fue a la Luna”

Lo dice Junior de La 25, aportando un granito más a la confusión reinante. Fueron 40 años de la muerte del Che y 90 de la Revolución Rusa. De regreso a octubre, Las Manos de Filippi cumplieron con una vieja costumbre troska: dividirse.

 Por Mario Yannoulas

Difícilmente la izquierda haya logrado dos iconografías tan fuertes en los años posteriores, mojones que permanecieron impolutos: la estampa del argentino Ernesto Che Guevara (que este año cumplió 40 de muerto), carne de remeras (a las que ya casi nadie escucha), medallitas, estampitas y demás lugares donde pueda inmortalizarse un logotipo comercializable (la increíble capacidad de fagocitosis del capitalismo), o la estética de 1917 (exactos 90 años de la Revolución Rusa), desde las casacas con onda con la imagen de Lenin hasta las invocaciones de los Redondos en Oktubre o los Die Toten Hosen en Opium Fürs Volk. En un país como la Argentina, donde la izquierda no moviliza a las masas por vías partidarias ni extrapartidarias, el rock no se digna a cargar abiertamente con la mochila del “zurdaje”. Ser de izquierda y cool no parece una ecuación resoluble. “No creo en la izquierda en el sentido pajero”, definía Andrés Ciro al NO en agosto de este año. El cantante de Los Piojos introducía una temática clásica: ¿Es el rock de izquierda?; ¿Qué relación hay entre la doctrina y la cultura?

La banda vernácula combativa por excelencia son Las Manos de Filippi, lugar que ocupan con orgullo e incluso afiliación: su cantante, Hernán ‘El Cabra’ de Vega, milita en el Partido Obrero. Este año lanzaron, finalmente, la tan prometida “bomba”, su disco Control Obrero, álbum que incluye piezas como Gracias por ser amigo de Bush, Fasinpat (“Fábricas sin patrones / línea de producción / bajo control obrero / contra la explotación”), o Sr. Esperanza, un viejo estreno del vivo antikirchnerista. Todo eso, sumado a un packaging con forma de explosivo alla dibujo animado. Por su parte, el ex Manos Hernán ‘Mosky’ Penner se dio a la fundación de Elektromanos, una banda “activista, pero no panfletaria”, según le dijo al NO en mayo.

En octubre, los creadores de CutralCó encabezaron un festival en Plaza de Mayo a la memoria del Che Guevara junto a La 25, Karamelo Santo, Sexto Sentido y Aztecas Tupro, entre otros. En la previa, el NO titulaba “Más que una remera rockera” y se preguntaba acerca de cómo el rock había asimilado tanto una figura que en realidad no simpatizaba demasiado con las cadencias yanquis. Las dos bandas que definitivamente retomaron su imagen fueron Rage Against The Machine, primero, y La Renga a nivel local, inspirando banderas, un canto popular (“Una bandera que diga ‘Che Guevara”) y hasta un tema propio (El Hombre de la Estrella). Allí fue donde otros protagonistas del festival también opinaban, como Junior, cantante de La 25: “Es un icono de la revolución, referente de los ideales que uno pretende seguir. En el rock muchos hablan de tener huevo, pero para mí tener huevo es gente como el Che o el primero que fue a la Luna”, sostenía.

En una producción anterior a las elecciones presidenciales, el NO rescató visiones de músicos que autoproclamaron su cepa socialista. Fósforo, bajista de Pez, expresaba: “Propongo el socialismo marxista. Como primera medida, impulsaría un profundo cambio cultural en la sociedad, donde primen la solidaridad, el respeto y la verdadera igualdad entre personas (...) La clave es eliminar la injerencia de los dueños de los grupos económicos sobre la política nacional”. Por su parte, Palo Pandolfo decía inclinarse hacia un orden socialista: “Igualdad de oportunidades, solidaridad proletaria, pacifismo, internacionalismo”.

Compartir: 

Twitter
 

 
NO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.